Tendencias del sector para 2017: Tom Kershaw

Comité de Redacción - 9 Dic '16

Marketing y Ventas

Tom KershawChief Product & Engineering Officer de Rubicon Project

Viernes, 09 de diciembre de 2016

 Las marcas empezarán a optar por los formatos integrados in-app para sus campañas publicitarias

No se puede negar lo evidente. Es indudable que 2016 fue el año de la tecnología móvil: se estima que un 71 % del tráfico de Internet en todo el mundo se generó desde teléfonos y tabletas[1]. En 2017 el tráfico pasará gradualmente del concepto global de “web móvil” al vídeo móvil y a los formatos in-app móviles específicamente. La actividad de las personas indicará a las marcas dónde deben centrar sus inversiones en publicidad.

Aceleración constante de los formatos nativos, especialmente en el ámbito del vídeo

El uso de los formatos nativos está despegando por razones evidentes. El concepto de incluir anuncios en el contenido sin causar molestias supone, en definitiva, dar prioridad a la experiencia del usuario, y crea uno de los pocos formatos publicitarios fluidos que existen en el sector actualmente. Este enfoque beneficia a las marcas por el efecto amplificador de las redes sociales, como Facebook. El vídeo y los formatos nativos son una combinación perfecta. A medida que aumenta la prevalencia del vídeo, también aumentarán las oportunidades para los formatos nativos. Empresas como Snapchat ya están impulsando el crecimiento de esta estrategia a través de breves vídeos animados. En 2017 veremos cómo las marcas se benefician de esta tendencia, creando una experiencia publicitaria más innovadora y menos intrusiva para el consumidor.

 Los índices de penetración de los ad-blockers disminuirán, especialmente en Norteamérica y en Europa

Esta tendencia se debe al uso de la publicidad en formatos nativos y de las campañas publicitarias micro-trageting. En el sector de la tecnología publicitaria todos tenemos la responsabilidad de cambiar la mentalidad de las personas. Seguirán creciendo las campañas micro-trageting y serán cada vez más sofisticadas, permitiendo a las marcas publicitar directamente sus productos a los compradores potenciales de una forma más personalizada. Paralelamente, se reducirá la cantidad de anuncios mostrados y aumentará la eficacia de los anuncios individuales. Puede parecer una idea rebuscada, pero tiene sentido. Nos permitirá ganar más enviando menos publicidad.

Cada vez se destinará menos presupuesto a la publicidad intersticial, a la que se muestra en una pausa de reproducción del vídeo y, a la larga, a la que se muestra antes del inicio de la reproducción y no se puede saltar.

Nuestro sector se está alejando de la publicidad molesta para ofrecer formatos más atractivos y mejores para los consumidores. El cambio es positivo para todas las partes involucradas. Los formatos interactivos seguirán siendo populares entre las marcas, ya que ofrecen tasas de conversión más altas que sus equivalentes más molestos.

Se van a desarrollar e impulsar nuevos indicadores de la eficacia de marca

El coste por mil impresiones (CPM) y las impresiones ya no son un indicador efectivo para un sector que quiere dar prioridad a las personas. Los consumidores recibirán anuncios cada vez más relevantes a medida que las marcas pasan de los modelos publicitarios que generalizan los públicos por criterios demográficos a las campañas de micro-targeting. Cuando se conecta con las personas de forma individual, la auténtica medición de la efectividad ya no estará basada en las impresiones, sino en las acciones.

[1] Zenith Media, Previsión del consumo de 2016