Agustin Blanco Muñoz ¿Adiós a la Revolución?

Comite de Redacción - 7 Ene '16

Gerencia

Los resultados del 06D-15  han dejado muchos enigmas. Entre éstos está la aparición de un CNE transparente como nadie se esperaba, la acción de una FA que resguardó y garantizó la voluntad popular y la inmediata convicción o tesis de la caída irreversible en el  corto plazo de  la  revolución.  

El fantasma del fraude-trampa CNE, que hace firme presencia  en el revocatorio del 15Ag.04,  se minimizó en el referendo del 02D-07 y aumentó en los comicios sucesivos, ahora pierde toda vigencia. Difícil que las oposiciones luego del aplastante triunfo puedan acusar de fraude al CNE.

Y esto lo perciben cuando advierten que no se produce el 06D la  nueva trampa que, al decir de algunos actores,  fue impedida por Padrino López (PL) y el alto mando. Para otros, el favor es mayor: la FA deja ahora a un lado su condición de  revolucionaria, antiimperialista, socialista, chavista y centro de un régimen militar-policial-civil, para pasarse ahora a las llamadas lides democráticas. ¿Cuál es la verdad de todo esto?

Las incógnitas siguen. Apenas se publica los resultados del 6D, Maduro reconoce su derrota. Pero horas más tarde, tanto él como otros dirigentes del PSUV, declaran fraude de las oposiciones. Algo inédito en la historia mundial: hacerle trampa al dueño de todos los poderes.

El régimen cuestiona su propio sistema electoral que ha calificado desde su fundación como el mejor y más confiable del mundo. ¿Ahora las oposiciones solicitarán el honoris causa mundial para Tibisay Lucena? ¿Quién explica este juego a la mezcolanza?  

De seguidas el PSUV y su gobierno instalan el Parlamento Comunal Nacional para defender   de la voracidad de “la derecha contrarrevolucionaria”, las conquistas logradas en revolución. Se pone en práctica aquello de ¡Comunas o Nada! Y ya cuenta para activar su plan, según Maduro, hasta con la militancia que se abstuvo o hizo voto castigo y ahora está arrepentida.

Y en medio de los enigmas, aumenta el planteamiento de la  transición. Para opositores como Voluntad Popular, Maduro  debe renunciar para evitar la confrontación. Otros proponen referendo o constituyente. Y hasta se piensa que los “militares salvadores” podrían ser puntales en el logro de una de estas salidas y el propio actor de “la transición”.

Y no hay que desestimar que el régimen, en este juego de enredos y negociaciones, piense también en PL, para una continuidad salva patria disfrazada de transición.

Pero la confusión aumenta cuando Hermán Escarrá se reúne con PL y el alto mando en pleno en Fuerte Tiuna para proponer un Pacto de Estado entre las fuerzas económicas, políticas, sociales y militares y solicitar específicamente que la FA garantice la estabilidad institucional. ¿Fue enviado por Maduro a pedir lo que es un mandato constitucional? ¿Desconfían en Miraflores y el PSUV de PL? ¿Pasó el alto oficial a la esfera de los traidores a la revolución?

Este enmarañado cuadro político-institucional evidencia que, como  hemos apuntado otras veces, no está claro el adiós ni la permanencia de la tal revolución. Y la incertidumbre, al lado de la violencia, que no la salida democrática y pacífica, parecen, Sancho, seguir abriendo paso para más destrucción en medio de esta guerra civil de facto!

@ABlancomunoz / abm333@gmail.com

Agustin Blanco Muñoz

Últimas Noticias, 26 de diciembre del 2015.