El comercio con América Latina en retroceso

Sergio Arancibia V. - 22 Sep '16

Economía y Finanzas

La Asociación Latinoamericana de Integración, ALADI, publicó recientemente estadísticas sobre el comercio intra regional en el primer trimestre de este año. Como este organismo no tiene fuentes propias de información estadística, se limita a recoger la información de comercio exterior que le proporcionan los países miembros – en este caso, Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Chile, México, Uruguay, Paraguay, Perú y Ecuador - haciéndoles solamente algunas pequeñas modificaciones para efectos de homologaciones metodológicas. Venezuela, como es su costumbre, no proporciona estadísticas, sino después de año o más, pero afortunadamente todos los datos sobre compras y ventas internacionales se pueden obtener por la vía de los países con los cuales se comercia, los cuales no tienen problema en publicar las cifras sobre lo que le compran y venden a Venezuela.

En el primer trimestre de este año Venezuela ha exportado a los países Aladi ya mencionados un total de 271 millones de dólares. En el mismo período del año anterior, esas exportaciones sumaban 427 millones de dólares. Un bajón de 36 %. Con Brasil - que es el principal receptor regional de los bienes de exportación venezolanos - las ventas pasaron de 232 millones de dólares en el primer trimestre del 2015, a 151 millones en el primer trimestre del 2016. El otro país que le sigue en importancia es Colombia, hacia donde las exportaciones cayeron de 76 millones de dólares a 53 millones de dólares. Llama la atención que hacia Uruguay, Paraguay y Bolivia, no hubieron exportaciones de ningún tipo durante el período analizado.

En materia de importaciones venezolanas desde los países Aladi, estas cayeron desde 1.782 millones de dólares, a 1.015 millones de dólares.  Un bajón de 43 %. También aquí los dos países más importantes son Brasil - desde donde se importaron 272 millones de dólares -  y Colombia desde donde se realizaron compras por un valor total de 256 millones de dólares. En ambos casos, la caída, con respecto al mismo período del año 2015, fue de 57 % y 18 % respectivamente.  

Llama la atención que la balanza comercial con casi todos los países de la región es siempre desfavorable a Venezuela, es decir, siempre Venezuela termina comprando en cada país, más de lo que vende, por más que trate de limitar sus compras y de promocionar sus ventas. Llama la atención también de que la caída de las exportaciones es hacia países como Colombia o Ecuador, que no son países a los cuales se les venda petróleo. La caída, por lo tanto, no está relacionada con el precio internacional de ese bien, sino con la caída en las ventas de los productos no petroleros

De estos modestos antecedentes estadísticos se puede sacar la conclusión de que la integración latinoamericana, y en particular la integración con el Mercosur, no aparecen como prioridades de la política exterior venezolana. Por lo menos desde el punto de vista comercial, todo parece indicar que no se hace nada en materia de negociaciones internacionales, ni nada en términos de promoción activa y continuada de las exportaciones. A pesar del flamante ministerio de comercio Exterior, no parece que se avanza en materia de mayor vinculación comercial con los países de la región.