La marca personal como estrategia de vida

Arturo Navarro - 17 Nov '16

Editoriales

Marketing y Ventas

La Marca, es considerada como una de las variables estratégicas más importantes de una empresa. Para estar posicionada en la mente del consumidor y en los líderes de opinión, la marca de una organización debe disfrutar del mayor reconocimiento y posicionamiento en su mercado y sector. No obstante, para lograr altos niveles de notoriedad y diferenciación de la marca de un producto, de un servicio u organización se requiere de un gran esfuerzo que puede ocupar años de trabajo.

Así mismo, será necesario recurrir a una buena estrategia para lograr una buena receptividad si lo que se quiere es enfrentar los riesgos que implica el desarrollo de una ^marca personal^.

Se ha dicho con bastante frecuencia, que la marca personal es una de las estrategias más eficaces disponibles para las empresas modernas. Significa que debes pasar tiempo desarrollando tu propia personalidad donde mostraras tu experiencia, conectaras con gente nueva y promoverás tus contenidos y tus logros. Esas acciones te ayudaran a construir la confianza con gente nueva, te introducirá en nuevos círculos que a la larga te ayudará a obtener más ventas y oportunidades de trabajo. Según Anna Johansson en www.entrepreuner.com, además de ser una estrategia de marketing novedosa, también puede ayudar a su negocio con la contratación y ponerlo en una mejor posición para un cambio de carrera en el futuro.


Si bien los principios fundamentales de la marca personal son relativamente fáciles de entender (es básicamente la marca corporativa aplicada a un individuo), la implementación exitosa de la estrategia no siempre es sencilla - y no siempre es bonita.

Por lo que será conveniente hacer énfasis en las siguientes consideraciones básicas.

1. No es para todos.

Es cierto que la marca personal puede ser una estrategia eficaz para casi cualquier industria, pero no es exactamente adecuado para cualquier individuo. Para tener éxito, usted va a tener que interactuar con la gente sobre una base diaria, hacer nuevas conexiones, y aventurarse en nuevos territorios. Debido a esto, los extrovertidos tienden a ejecutar estrategias de marca personal de manera más eficiente y más exitosa que los introvertidos. Eso no quiere decir que los introvertidos no pueden tener éxito, pero si usted lucha para hacer nuevas conexiones personales o simplemente no es una persona social, la marca personal puede no ser adecuado para usted - o puede ser muy difícil.

2. Requiere invertir una enorme cantidad de tiempo y recursos.

La marca personal no se desarrolla de la noche a la mañana, tendrán que ocuparse muchas horas de cada semana actualizando sus perfiles de redes sociales, publicando nuevos contenidos y participando con su audiencia e inclusive preguntarse  si todo ese tiempo le genera los resultados esperados, es decir, un buen ROI.

3. No hay atajos para la reputación

Hay gran cantidad de vendedores por ahí que les gustaría creer que hay accesos directos que permiten que su campaña de branding personal de repente despegue: como pagar a los seguidores de medios sociales adicionales o escribir notas fuera de su especialización. Tenga certeza que ninguno de estos trucos va a funcionar para su marca personal en el largo plazo. No hay atajos para construir una reputación; Se necesita tiempo para ver el tipo de resultados que está esperando.

4. El trabajo va más allá de los medios de comunicación social

Personal branding ha evolucionado en parte gracias a la popularidad y la ubicuidad de los medios de comunicación social. Los medios sociales son, por supuesto, una parte integral de cualquier campaña de marca personal, pero no se puede confiar en ella exclusivamente para hacer crecer su reputación desde cero. También necesitará tener algo de tiempo con otros profesionales en su ciudad en eventos de networking, eventos de habla e incluso reuniones cara a cara con algunos de los influenciadores que ha conocido en línea, para hacer màs fuerte la red.