Biomasa

Si bien esta palabra significa la cantidad de materia viva producida en un área determinada de superficie terrestre, para los que estamos en el tema de las energías renovables, es todo combustible obtenido directa o indirectamente de recursos biológicos.

Los combustibles generados de la biomasa se catalogan de distintas forma. El etanol producido a partir de la caña de azúcar, utilizado como combustible es una de ellas. El estiércol, la leña, cortezas, semillas, etc. procesadas adecuadamente son otras de las formas. El estiércol y las materias orgánicas, provenientes de la basura, son tratadas en biodigestores para producir gas combustible, para calefacción y uso doméstico. La leña, las cortezas, residuos de podas, residuos de madera, etc., son triturados y prensados para obtener pellets y briquetas para combustibles de calefacción.

De las semillas oleaginosas y residuos de aceites industriales (frituras, lubricantes, etc) se obtiene el biodiesel, que reemplaza al diesel obtenido de la destilación del petróleo.

En Europa, como en otras partes del mundo, se está trabajando en forma muy acelerada para utilizar todas estas alternativas energéticas, para depender cada vez menos de los combustibles no renovables como petróleo y carbón, tratando así de preservar el medio ambiente.

Dirección-E:  [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: