Biomedicina Reproductiva

La lógica, constancia y capacidad de innovación abrieron la posibilidad de ser madres a un grupo de mujeres con problemas para concebir, a través de una combinación de técnicas de fertilización mas natural que artificial, pues toma las bondades del claustro materno y aumenta las posibilidades de embarazo al 60 por ciento.

El primer caso logrado en Venezuela, por medio del novedoso método, fue obtenido en el Centro Valenciano de Fertilidad y Esterilidad, Cevalfes, una unidad de Biomedicina Reproductiva, de la cual soy su director.

Bautizado con un nombre que evoca a un niño (ese pequeño ser buscado con grandes anhelos por muchas parejas que desean completar su familia), el método TTOMI propuesto por el connotado científico colombiano, Elkin Lucena Quevedo, significa Transferencia Tubárica de Oocitos Microinyectados.

Con el entusiasmo de dar la noticia, puesto que, a la primera pareja que le aplicaron la nueva técnica, le ayudamos a que ahora estén en la dulce espera de morochos; como líder de éste logro de la ciencia venezolana, señalo que los dos casos siguientes también fueron positivos y que con este resultado tan satisfactorio, considero que se abre una ventana de posibilidades médicas para seguir aumentado la tasa de embarazos.

Se trata de una fusión de técnicas, ya conocidas y trabajadas en Cevalfes, que toma lo mejor de cada una y, en consecuencia, maximiza los resultados, para beneficiar a un mayor número de personas.

TTOMI es un nuevo concepto, y se basa en el uso de técnicas avanzadas en reproducción como es la Microinyección de Espermatozoides dentro del citoplasma del óvulo y su posterior colocación en la Trompa de Falopio, que es el lugar natural de fertilización en el ser humano.

Con la Microinyección de un espermatozoide dentro del óvulo (MI) y su inmediata colocación dentro de la Trompa de Falopio, mediante el uso de la laparoscopia (TTOMI), tenemos la garantía de que el espermatozoide está dentro del óvulo y, aunque no hay certeza sobre si hubo o no la fertilización, existe una probabilidad mayor de que ésta ocurra, ya que es conocido que la tasa de fertilización con la Microinyección Espermática es de aprox. 80%.

Nueva Vida, Ahora más cerca

Lo cierto es que con este nuevo enfoque, perfeccionado en diciembre del 2002 por el Dr. Lucena, padre de la Biomedicina Reproductiva en América Latina (fue el primero en concretar en esta región todas las técnicas de la reproducción asistida, incluyendo el primer nacimiento por Fertilización In Vitro, quien mantiene nexos permanentes con Cevalfes), se retoma el protagonismo del vientre de la mamá como el lugar privilegiado donde se implanta el óvulo fecundado para su desarrollo durante la gestación.

El uso de la Trompa de Falopio es una excelente alternativa, porque no hay necesidad de poner a fertilizar los gametos en el laboratorio, ni de usar medios de cultivo, ni ambientes especiales, temperatura, humedad, oxígeno, CO2; porque el sistema reproductor aporta lo necesario. Sabemos que la trompa es la incubadora natural del organismo, que posee células especializadas en nutrir al óvulo fertilizado durante su viaje de tres días hasta el útero.

Acerca de este enfoque más cercano a los hechos intrínsecos del cuerpo humano, puedo afirmar que, al efectuar una estimulación ovárica mínima, para extraer la célula sexual femenina, igual que en un tratamiento de reproducción asistida, aplicándole la Microinyección Espermática e introduciendo inmediatamente ese ovocito microinyectado dentro de la trompa, a través de laparoscopia, parece indicar que los resultados son muy prometedores; hasta el momento la tasa de embarazos con el TTOMI es superior a otros métodos mundiales, los cuales se ubican en un promedio del 42%.

Otra de las ventajas que se ganan con el TTOMI, es que puede ser aplicado a los varones con bajo conteo espermático o con alteraciones de la movilidad o morfología de los mismos. Es decir, es una alternativa muy válida para la esterilidad por factor masculino severo, quienes antes debían recurrir a una adopción o a un Banco de Semen para materializar su sueño de ser padres de sus propios hijos.

¿Quiénes son las beneficiadas?

El grupo de mujeres a las que se puede tratar con el procedimiento TTOMI es bastante amplio. Califican las féminas que tengan, por lo menos, una trompa de Falopio en excelente estado; y sólo, si los dos conductos están obstruidos con adherencias fibrosas o fue esterilizada, la paciente tiene limitaciones para ingresar a este ciclo de reproducción asistida.

En mi opinión, estas respuestas efectivas están avaladas con un diagnóstico preciso de la mujer y el hombre, como regla primordial, más, la incorporación de dispositivos de tecnología avanzada, tales como el microscopio electrónico para la microinyección , el laboratorio de biología de la reproducción, el quirófano para la técnica diagnóstica y terapéutica basada en sistemas de visión y manipulación especiales, introducidos en la cavidad abdominal, a través de incisiones puntiformes (laparoscopia) y la participación de un equipo multidisciplinario de profesionales que se preocupan por estar actualizados.

A %d blogueros les gusta esto: