Crisis, especulación e inflación

No cabe duda que la crisis ha comenzado a mostrar sus dientes, las cifras emitidas por el BCV en relación a los resultados del primer semestre asi lo confirman y; mal se pudiera alegar, que el gobierno la ha estado manejando bien, cuando las manifestaciones del mismo, son cada día, un ingrediente adicional para agrandar la incertidumbre.

Las zonas más importantes del país, en términos de asentamientos de empresas para la produción y fabricación de nuestros principales productos, es decir, las zonas que generan el mayor movimiento económico y empleo, lucen amenazadas en su futuro.

Por motivos de trabajo tuve la oportunidad de visitar Ciudad Guayana y pude constatar la existencia de muchos locales vacíos en los centros comerciales y los que permanecen alegan que cada día venden menos o que sus clientes están pagando con bastante retrazo. Además, es un comentario generalizado, el que durante muchas épocas las empresas básicas no habían estado en peor situación que ahora y; que si es verdad, que se han reducido los sueldos del personal que labora en las mismas.

En el Estado Zulia y en la Región Central está ocurriendo lo mismo, de manera que es verdad, que estamos viviendo una situación de crisis, que si bien no es responsibilidad directa de este gobierno, si se le culpa de no haber administrado la ingente cantidad de los recursos recibidos eficientemente y el no haber estado preparado para momentos aleatorios, tal como se le ha estado alertando durante mucho tiempo.

No obstante, el no compartir algunas o todas, de acuerdo al caso, las politicas y estrategias utilizadas por el gobierno de turno, en relación a la forma de abordar la problemática económica y social, no son elementos suficientes para aceptar o justificar ingenuamente, los actos especulativos de algunos industriales y comerciantes, ¨que no han sido ni son unos santos¨.

A pesar de las excusas que se puedan manejar en nombre de la teoría económica, cuando estas son utilizadas a conveniencia, al explicar que si la oferta de un bien es escasa y hay mucha demanda por parte de los consumidores el precio de los bienes tiende aumentar, cosa que es cierta y que lo estudios científicos hechos al respecto asi lo confirman historicamente. Lo que esta famosa teoría no preve, es el comportamiento desleal de acaparar, o pasar de una manos a otras para especular con el precio de los que manejan la oferta de ciertos productos, como efectivamente lo ha demostrado el gobierno.

De manera que no es aceptable que en nombre de no estar de acuerdo con el gobierno, el común de las personas sufra los embates que eso significa; que no es otra cosa, que la inflación, el impuesto más perverso de todos los conocidos, ya que nos merma la capacidad de compra y nos hace más pobres.

A %d blogueros les gusta esto: