Es insólito lo que realmente sucede en el país, la manera de como se vilipendian los derechos humanos, se atenta contra los ciudadanos, en este caso particular con los docentes, trabajadores  universitarios, específicamente, nos referimos a las que nos concierne  como es la Universidad de Carabobo  que se condiciona la liberación de los fondos para el pago de los gastos de personal correspondiente a la primera quincena del mes de marzo de 2019 de  todos los docentes, empleados y obreros de esta Universidad, a la obligación de reconocimiento a Nicolás Maduro como presidente legítimo de Venezuela, hecho que  definitivamente es un  un atentado contra el normal funcionamiento de la misma. 

Definitivamente, esta situación “constituye una manipulación perversa, que las autoridades deben denunciar ante la comunidad nacional e internacional”, sobre  la lamentable realidad que afronta Venezuela y lo que ello representa en todo lo concerniente a libertad, democracia. 

Ante esta denigrante realidad, los gremios de trabajadores, la Apuc, comunidad universitaria deben pronunciarse y no aceptar tal atropello, apoyar a las autoridades universitarias, al Consejo Universitario en su posición y respaldo a la rectora Jessy Divo de Romero, al no suscribir un documento con marcada intención política, rechazando de esta forma cualquier tipo de sometimiento al actual gobierno.



Hay que respaldar el comunicado de La Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (AVERÚ)  que se dirigió  a la comunidad Universitaria y a la opinión pública en general, a objeto de manifestar su más enérgico rechazo y a la vez denunciar la ilegal pretensión del Ministerio del Poder Popular de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (MPPEUCT), de condicionar la liberación de los fondos destinados al pago de los gastos de personal (activo, jubilado y pensionado) correspondiente a la primera quincena del mes de marzo de 2019, a la expedición de una certificación de mera relación que emane de la máxima autoridad de las Casas de Estudios que representamos, en la que se haga contar un reconocimiento expreso al Sr. Nicolás Maduro como Presidente constitucional de Venezuela.

Esto jamas puede ser aceptado en un país que deber ser libre y democratico.



 Muy valido lo que señala el comunicado de que no es responsabilidad de las Universidades Nacionales el hecho de que hoy día se padece en Venezuela una crisis política. El origen de esta crisis se encuentra  en las actuaciones abiertamente inconstitucionales llevadas a cabo por diferentes órganos del Poder Público que, lejos de cumplir sus funciones y actuar de manera objetiva, imparcial, transparente y con apego al principio de legalidad, se caracterizaron en alcanzar objetivos político-partidistas y obtener ventajas para la élite gobernante.