En relación al problema de la ¨mala fama¨ de las redes sociales

Investigadores de la Universidad de Michigan y la Universidad Estatal de California, discrepan acerca de la adición de las personas a las redes sociales, el primer estudio reveló que las personas jóvenes presentan tendencias más adictivas a humillar o enfadar a los demás. Mientras que, contrariamente a esa situación, en otro nuevo estudio otros investigadores afirman que las redes sociales pueden contribuir a la salud mental de las personas y que hasta ahora los adultos no han sido focos de mucha investigación acerca del tema.

¿Son las redes sociales el paraíso de los «abusadores»? Un estudio revela que este tipo de personalidades tienden a volverse más adictas a los social media.

Parece que internet, y en especial el mundo de las redes sociales, cada vez es más un campo de batalla en el que los usuarios tienen que ir esquivando fake news, peleas y ataques, haciendo que muchas veces se convierta en un entorno de lo más hostil. Y podría ser que todo tenga una razón.

Según un reciente estudio realizado por la Universidad Estatal de Michigan y la Universidad Estatal de California, los usuarios más activos en las redes sociales tienen una personalidad que disfruta humillando o enfadando a los demás. Los investigadores esperan poder ayudar con estos resultados a médicos y profesionales que traten con jóvenes y su relación con las redes sociales a entender mejor cómo funciona este ecosistema.

El estudio, realizado a través del rastreo de las cuentas de Facebook y Snapchat 472 estudiantes entre 18 y 24 años reveló que aquellos usuarios que mostraban un comportamiento más adictivo hacia las redes sociales también eran los que tenían más tendencia a mostrarse crueles e insensibles hacia los demás para obtener un beneficio propio.

Anteriormente, como han explicado los investigadores de este estudio, ya se relacionaron rasgos como el narcisismo y la psicopatía con un uso adictivo de internet. Ahora, añaden que “los resultados demuestran que los individuos que tienen mayor preferencia por este tipo de recompensas muestran un uso más problemático en ambas plataformas”.

El estudio destaca también que las plataformas sociales “satisfacen a aquellas personas que buscan recompensa en ser cruel”, practicando cyberbullying y otro tipo de comportamientos online agresivos.

No obstante, contrariamente a lo que se piensa habitualmente, el uso regular de las redes sociales y de internet podría mejorar la salud mental en los adultos y ayudar a evitar los graves trastornos psicológicos, como la depresión y la ansiedad, según un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Michigan (Estados Unidos).

Las tecnologías de comunicación y las plataformas de medios sociales facilitan el mantenimiento de las relaciones y el acceso a la información de salud, lo que podría explicar este efecto, destaca Keith Hampton, profesor de medios e información en la Universidad Estatal de Michigan.

El experto explica que la «mala fama» de las redes sociales se debe, simplemente, a que, hasta ahora, los adultos no han sido el foco de mucha investigación sobre el tema, mientras la mayoría de los estudios sobre las redes sociales se han centrado en jóvenes y estudiantes universitarios, de modo que los efectos podrían explicarse por las distintas etapas de la vida y no por el uso que se hace de la tecnología.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: