¿Hasta cuando?…Líder

Según el diccionario de la Real Academia Española, el líder “es la persona a la que un grupo sigue reconociéndola como jefe u orientadora. También a la persona que va a la cabeza de una competición deportiva”. Otros, más arriesgados, definen al líder como aquel que posee las cualidades para emplear en la práctica, una serie de herramientas para lograr un objetivo. Esto sin mencionar el número de horas hombre que se usan para la orientación, educación y señalamiento de los pasos a seguir para ser un líder.

Ahora bien, te has preguntado: ¿Quién te lo dice? Porque el simple hecho de que alguien haya conquistado una meta, no implica necesariamente que sea un líder. Esto, por aquello correspondiente a las cualidades positivas, como por ejemplo, ser un buen comunicador, honesto o generoso; ni tampoco por la tradicional eliminación de las supuestas cualidades negativas. Considero que esto, tampoco hace a un líder.

Si nos detenemos a observar a nuestro alrededor, colocándonos como verdaderos observadores, identificamos la cruda realidad de una sociedad hipócrita, que en el mundo de las motivaciones, la política, la economía, el liderazgo, la religión institucionalizada, no es más que una representación de lo que usted y yo sabemos; y es que cada quien interpreta las cosas según su mundo y paradigmas. Esto nos lleva a tal grado de superficialidad, que es interpretada por los tantos autores y sus respectivos libros; y al final, ¿Estamos mejor o peor?

Mire a su alrededor. ¿Qué observa? Y lo que observa, ¿Le parece bien? ¿Acaso esto no fue creado por un líder? Y si fue así, ¿Quién fue ese líder? No fue un ser humano como usted y como yo. Entonces, ¿Qué pasa con el mundo? Porque con tantas herramientas y técnicas, tenemos la percepción de que va a explotar.

Hay quienes indican que la vivacidad o tecnología por si solos no son suficientes para adaptarse al mundo cambiante de hoy y, nos rematan indicando, que la productividad personal que usted va a aprender lo llevará tan lejos como quiera llegar.

¿A dónde queremos llegar? Vea a su alrededor. ¿Qué opina? ¿Dónde cree usted que está el verdadero líder?

Confusio (551-479 A.C.), el más famoso de los filósofos chinos quien vivió en la época de la Dinastía Zhou, en un período marcado por la decadencia y la inestabilidad, quien en la mayor parte de su existencia la dedicó a transmitir sus ideas reformadoras en su libro titulado “La Virtud de saber Dirigir”, nos entrega ciertas pistas que nos pueden ir acercando a obtener una respuesta. Dijo el Maestro: “No instruir sobre la vida a un hombre capaz de comprenderla es perder a un hombre. Instruir a alguien que no es capaz de comprenderla es desperdiciar las palabras. Se conoce al sabio porque no pierde hombres ni desperdicia palabras”

Peter M. Senge, en su libro “La Quinta Disciplina”-que ya se habla de una sexta-, nos orienta a cerca de una nueva visión, donde el líder debe centrarse en tareas más sutiles e importantes: “En una organización inteligente, los líderes son diseñadores, mayordomos y maestros. Son responsables de construir organizaciones donde la gente expande continuamente su actitud para comprender la complejidad, clarificar la visión y mejorar los modelos mentales compartidos; es decir; son responsables de aprender” Extraordinaria virtud. Más adelante nos indica el autor: “Esta nueva perspectiva es vital, porque sino las organizaciones inteligentes serán sólo una buena idea, una visión interesante, pero lejana, a menos que la gente tome la decisión de construirlas”.

De acuerdo a esto, entonces ¿Cuántos líderes necesitamos? Bueno, entiendo que todos estamos llamados a esto, lo del liderazgo; pero ¿Qué debería liderizar usted antes de pretender liderizar a los demás?

Liderizarse a usted mismo en cuerpo, mente y alma. Luego, si le sobra tiempo, piense en los demás.

En la próxima entrega les daré algunos detalles que se nos escapan, algunas veces, por tanto ruido y acciones a nuestro alrededor.

A %d blogueros les gusta esto: