La industria de alimentos puede crecer 22% en un año e incrementar 9% producción de rubros básicos

WILFREDO MEJÍAS ZERPA |  La industria de alimentos agrupada en Cavidea, dice estar dispuesta a firmar acuerdos para el desarrollo de la producción agrícola, a través de un Plan de Inversión pública y privada, cuyos cálculos se ubican en 3.311 millones de dólares a lo largo de una década, lo que llevaría a un crecimiento de 47% del área sembrada y de un 53% del rendimiento en el campo.

En este sentido, el sector industrial podrá innovar en sus formulaciones para incrementar así el uso de materias primas nacionales, al tiempo que se estarían comprometiendo los empresarios a presentar un plan de requerimientos mensuales por tipo de material, para alcanzar la producción nacional de los empaques y envases que requiere el sector de alimentos, tal como lo expuso recientemente el presidente de Cavidea, Pablo Baraybar.

En la Alianza para incrementar la Producción Nacional de Alimentos, consideran que pudiera aumentar en un 22 por ciento de alimentos "hechos en Venezuela" a vuelta de 10 a 12 meses, además de inversiones para elevar la capacidad de producción nacional en la agroindustria y por supuesto la generación de nuevos puestos de trabajo. Dice la industria de alimentos en su estudio que están preparados para asistir a cualquier convocatoria del Gobierno que preside Nicolás Maduro, para darle formas concretas a la Alianza, precisando la constitución de mesas de trabajo para abordar estos temas que lucen demorados a la fecha.

Pese al optimismo mostrado recientemente por Pablo Baraybar, no es menos cierto que el aparato productivo nacional continúa dando muestras fehacientes de "parecerse a un cuero seco, que cuando lo pisan por un lado se levanta por el otro". Diálogo claro, transparente y resultados concretos con un seguimiento permanente, pareciera ser la clave para que repunte este importante sector, que reclama del Estado más atención en la deuda que mantienen con sus proveedores externos, por 805 millones de dólares, dentro del conjunto de problemas que arrastran, algunos de los cuales son comunes en otros sectores de la economía.

Este documento señala que en los últimos 10 años Cavidea ha realizado propuestas dirigidas a incrementar la producción y obtener la seguridad alimentaria para los venezolanos, cuya aspiración final sería alcanzar la soberanía agroalimentaria. Hace un año en la Conferencia de Paz convocadas por el Gobierno Económico, presentaron sus planteamientos. Desde el sector se asegura que han hecho todos los esfuerzos para mantener la producción de alimentos, pese a las limitaciones de materias primas y de los componentes importados.

Ese desabastecimiento de materias primas e insumos y del producto alimenticio terminado, unido a los niveles de inflación que tenemos, requieren de una solución conjunta y de gran alcance entre el Gobierno y el sector privado. De allí la Alianza propuesta.

El tema de divisas

En relación al pasado año, la industria de alimentos recibió de Cadivi-Cencoex, sólo el 77% de sus necesidades, mientras que en lo que va del 20145 a algunas empresas no se les ha liquidado divisas y a otras se les ha liquidado cantidades por debajo de lo requerido. El promedio de la Autorización de Liquidación de Divisas suele durar unos 195 días.

Cavidea sostiene en su documento que hasta ahora el Estado tiene por liquidar una deuda de 805 millones 794 mil dólares por importación del conglomerado industrial de alimentos de materias primas, insumos, repuestos, maquinaria y material de envases y empaques. Allí está latente el valor del dólar que aplicará a cada una de las importaciones, por cuanto no han sido publicadas las listas.

Pablo Baraybar dijo recientemente que las empresas no reciben ni un solo dólar, es el Estado quien se encarga de realizarle los pagos a proveedores, previas las revisiones del caso. Por lo pronto, las importaciones de alimentos terminados se incrementaron en un 39% en el primer semestre 2014 versus 2011, según el INE, lo que afectó la disponibilidad de divisas de la industria para atender sus requerimientos.

Desliza Cavidea en su informe, que con un millón de dólares la industria nacional produce 5 veces más de lo se obtendría por las importaciones del Estado. Es decir, 3.360.000 kilos versus 672.000 kilos, respectivamente. Ello se traduce en más empleo, pago de impuestos e incremento de la producción.

Cabe reiterar que entre sus propuestas contenidas en esa Alianza para incrementar la producción nacional de alimentos, requieren que en los próximos 30 días se concrete la liquidación de los 805 millones 794 mil dólares a fin de cumplir los compromisos con proveedores y poder solicitar la materia prima e insumos para mantener sus niveles de producción. Además piden la extensión de la prórroga de la vigencia de Certificado de No Producción Nacional, CNP, por 6 meses más a partir de este mes de marzo. Y en suma, la asignación del 60% de las divisas que hoy se usan para la importación de producto terminado, destinadas para importar materias primas e insumos para la producción nacional.

Incremento de Costos

Refiere la industria que en último año se han incrementado los costos de manera apreciable. En ese orden de ideas, el ajuste de las tasas de cambio pudiera impactar las materias primas e insumos importados de algunos rubros alimenticios. Caso de materia prima nacional la variación es del 170%, para el maíz de 218% y el arroz paddy de 244%. Igual, los insumos nacionales en 49%, empaque en 82% y transporte 85%.

Citan también que hay productos regulados que tienen hasta 48 meses sin revisión de precios, tal es el caso del pan de trigo salado (48), queso blanco duro (22) y pastas alimenticias (18), el queso blanco pasteurizado con el 800% de rezago y los precios de los regulados tienen precios por debajo del costo de producción.

En virtud de los anterior hablan de que se desarrolle un Sistema Administrado de Precios, que reconozca oportunamente los incrementos de costos de la industria de alimentos, y entre tanto, de adoptarse, que se cubra el rezago en los precios de los alimentos que estén en las listas, que se revisen otros precios y que se incluya las 19 categorías originalmente reguladas por Sundecop y pasen al anunciado Sistema Armonizado de Productos Regulados.

Cavidea sostiene que la situación de acceso a divisas ha impedido que los proveedores nacionales inviertan en nueva tecnología o en ampliación de su capacidad instalada y ello afecta los niveles de producción. Añaden que el 40% de las materias primas e insumos se encuentra en situación de alerta en cuanto a abastecimiento, con niveles críticos de inventario, al igual que los insumos para la elaboración de material de empaques plásticos es crítica. Citan que la producción de polipropileno u poliestireno por parte del Estado se redujo respecto al 2013 y la oferta de empaques y envases resulta insuficiente para atender el mercado.

-¿Qué hacer? En este documento se pide la flexibilización de trámites para la importación de materias primas, insumos, maquinarias y repuestos. Asimismo, el incremento de la producción de resinas por parte de las empresas del Estado e incremento de la importaciópn de aquellas que no se producen nacionalmente. Unido ello a la priorización de su distribución hacia los proveedores de la industria de alimentos.

Situación laboral

Cavidea en su diagnóstico señala que el 57 de las empresas del sector de alimentos reportan un ausentismo de 10 por ciento con la consecuente pérdida de producción.

En más del 80 por ciento de las calificaciones de despido que introducen las empresas ante el Ministerio del Proceso Social del Trabajo, la autoridad no procede a la apertura del procedimiento. Se exige que no se admitan paralizaciones ilegales como operación morrocoy o aquellas no autorizadas por ese Ministerio. También que éste organismo proceda a la citación de los trabajadores en las solicitudes de calificación de despido y se siga el procedimiento respectivo. Piden respuesta en 30 días.

 

En los últimos años la producción agrícola ha pasado de la autosuficiencia a la importación de más de 40% en algunos rubros, mientras que los insumos para esa producción, como pesticidas y fertilizantes, presentan incrementos de costos y fallas de abastecimiento y de calidad de los mismos.

En este sentido piden la revisión urgente de las políticas de incentivos al sector para priorizar las materias primas agrícolas claves. Mejorar el flujo de divisas hacia el sector agrícola, en especial para maquinarias, mejorar el abastecimiento de agroquímicos distribuidos por el Estado y garantizar la calidad de fertilizantes y pesticidas importados.

La industria de alimentos agrupada en Cavidea dice estar comprometida con la seguridad alimentaria de los venezolanos.

Sostiene que de concretarse todas las medidas anteriores, este sector estaría en capacidad de incrementar la producción de alimentos masivamente, como una forma para combatir el desabastecimiento que se observa y la inflación que los está perjudicando en ese accionar productivo.

En suma, reiteran que si se cumplen las condiciones solicitadas al Estado en sus distintas instituciones que intervienen en el proceso de producción de alimentos, la industria incrementará en 22 por ciento la producción de alimentos terminados hechos en Venezuela entre los próximos 10 a 12 meses. Asimismo, invertirá para incrementar su capacidad de producción en algunos rubros básicos en aproximadamente un 9 por ciento en los próximos 18 meses.

Se anuncia desde este sector que estarán en capacidad de ampliar su plantilla pata atender esta capacidad incremental que se les presentaría, al tiempo que reactivará la producción de bienes en todas las presentaciones y variedades que el consumidor venezolano está acostumbrado.

Se insisten en que podrán aumentar considerablemente el incremento en la producción de alimentos, y también sus inversiones para elevar la capacidad de producción y de generar nuevos puestos de trabajo.

Aseguran en la industria de alimentos que siguen estando preparados para asistir a cualquier convocatoria del Gobierno Nacional que dirige Nicolás Maduro, para concretar y llevar a feliz ejecución esta Alianza. Para ello están dispuestos a conformar un conjunto de mesas técnicas y de trabajo para comenzar a analizar todos los aspectos propuestos.

Fuente: http://m.eluniversal.com/economia/150315/industria-de-alimentos-demanda-plan-de-inversion-agricola