La sabiduría

Su pertinencia obedece a mi “percepción” de la manera tan errática como estamos actuando los ciudadanos que habitamos en este hermoso país llamado Venezuela; por igual gobernantes y gobernados. Espero que este conjunto de reflexiones puedan contribuir de alguna manera a conseguir agentes multiplicadores de su contenido que nos permita buscar un mejor sendero de bienestar y felicidad para todos.

La sabiduría tiene mucho que ver con la riqueza de “posibilidad”. Sabiduría es lo que nos permite decidir sobre la metáfora más pertinente en cada situación.
La sabiduría no es lo mismo que la inteligencia, ni mucho menos. La inteligencia, es como un lente de foco muy agudo. La sabiduría es más bien como un lente gran angular. La sabiduría no es función de la inteligencia. La sabiduría tiene que ver más con la perspectiva que con los detalles. La inteligencia enseña cómo obtenemos información y cómo la utilizamos. La sabiduría nos muestra cómo encaja la información en el mundo que nos rodea y con nuestros propios valores.

Inteligencia es como tener una biblioteca llena de libros. Sabiduría es saber que libro leer en este momento. Sabiduría es el arte mediante el cual la percepción modula la experiencia al servicio de nuestros valores.

La razón de que el humor sea tan importante es que ocurre en la “percepción”. Fuera de las cuestiones técnicas, la percepción es la parte más importante del pensamiento, aunque tal vez la educación tradicional no nos ha dado esa impresión. La mayoría de los errores de juicio se deben a errores de percepción. La sabiduría tiene lugar en el área de la “percepción”. Sabiduría es percepción más amplia, más profunda, más rica, etc.

Si uno tiene buen sentido del humor, tiene el potencial de ser sabio. El humor es significativo por dos razones. La primera es que indica un proceso especial de sistema de información en el cerebro. El humor nos dice en términos generales, como opera el cerebro; indica un sistema de información autoorganizado. La segunda razón de que el humor sea tan importante es que ocurre en la “percepción”.

La “percepción junta un grupo de cosas. Cuando usamos la palabra “sabiduría” ponemos en acción el grupo que nos viene en la mente, tanto consciente como inconscientemente. “Percepción” no es sólo lo que tenemos físicamente delante de la vista (o cualquier otro sentido) sino también lo que el cerebro hace con esa información.
¿Cómo se estructura dicha información? ¿Qué información se evoca del pasado para integrarla a la actual?

Vivimos en el mundo que “vemos”. Pero el mundo que vemos no es el mundo material que nos rodea sino el que percibimos en la mente. El mundo físico puede ser exactamente el mismo pero distintas personas verán distintas cosas. Unos ven la copa medio vacía y otros la verán media llena. Para algunos errar es perjudicial y otros ven en el error una oportunidad de aprendizaje. Etc. La mayor parte de los errores de criterio son errores de percepción: ver sólo una parte de la situación, llevar consigo un marco de referencia inadecuado, hacer una selección emotiva de la situación, etc.

La edad permite tener más experiencia pero sólo si uno permite abrir la mente a nuevas experiencias. ¿Si nunca cambia de opinión para que le sirve la mente?
Uno de los principales errores de percepción consiste en escoger una sola parte de la situación y no hacer caso de lo demás.
¿Por qué es tan importante pensar? Porque si no pensamos sólo podemos actuar de la siguientes maneras:
1. Actuar puramente por instinto, como los insectos.
2. Respetar las rutinas de costumbres.
3. Hacer lo que otra persona decide y ordena.
4. Dejarnos llevar por la emoción del momento.
Parte del proceso de pensar consiste en darnos a nosotros mismos instrucciones que dirigen la atención.
¿Y que decir de cambiar el mundo?
George Bernard Shaw dijo que el progreso se debe siempre al hombre irrazonable. El hombre razonable se adapta a la situación existente; el irrazonable es el que quiere cambiar la situación.
1. Uno puede tratar de cambiar el mundo (la base del progreso en el occidente)
2. Puede tratar de cambiarse uno mismo (método budista y oriental)
3. Puede tratar cambiar sus percepciones, y también como consecuencia cambiar su mundo.
El “Porqué del futuro” es donde ocurren las posibilidades y el futuro. Percepción es nuestra mente vagando por ese porqué. Sabiduría es nuestra observación mientras vagamos.

Dirección-E: jn9021@cantv.net

A %d blogueros les gusta esto: