Liderazgo gerencial

«El preguntarnos en una determinada situación:
¿Quién tendría que ser el jefe o quien ha de dirigir?,
es como preguntarnos:
¿Quién tendría que ser el tenor en este quinteto?
Obviamente, la persona que posea cualidades de tenor.»
Henry Ford

El sector empresarial venezolano, especialmente las Pymes que desempeñan un rol determinante en la productividad que el país necesita, más allá de su riqueza natural como es el petróleo, afronta en el presente serios problemas en lo concerniente a la ausencia de líderes gerenciales, capaces de afrontar los grandes retos, cambios que se están generando por varias vías, tanto por las acciones del gobierno, que a través de sus medidas ha repercutido significativamente en la operatividad de muchas empresas, haciendo que algunas cierre, otras busquen como afrontar la crisis.

Vías en donde muchas empresas no cuentan con la tecnología adecuada para afrontar la competitividad, más cuando el gobierno nacional ha dado paso a que la importación sea la dominante en el comercio nacional, y en donde las empresas no cuentan con la calidad de los productos que ofrece la competencia.

Agregándose a ello, la ausencia de un liderazgo gerencial capaz de afrontar los retos, generar cambios, aprovechar las oportunidades, debido a varias razones que se concretan: formación, capacitación inadecuada de las universidades, escuelas de negocios en proporcionar los conocimientos, herramientas que los tópicos modernos de la administración del presente exige;
inexperiencia de muchos gerentes ante la actuación adecuada frente a escenarios turbulentos, críticos, riesgosos; uso inadecuado del manejo, dirección del capital humano, financiero, tecnológico; tecnología inadecuada, dependiente, no capaces de proporcionar productos de calidad; poco apoyo, casi nulo, de los colegios de Administradores, Federación en pro del desempeño de las funciones que la gerencia debe desempeñar con el aval de administradores egresados de las universidades.

Andrés Quijano Ponce, en un escrito sobre este tópico, nos cita que se debe tomar en cuenta, como lo expone, que Warren Bennis, al escribir sobre el liderazgo, ha dicho que la mayor parte de las organizaciones están sobre administradas y sublidereadas. Una persona quizás sea un gerente eficaz, (buen planificador y administrador), justo y organizado-, pero carente de las habilidades del líder para motivar. Otras personas tal vez sean líder eficaces – con habilidad para desatar el entusiasmo y la devolución –, pero carente de las habilidades administrativas para canalizar la energía que desatan en otros.

Ante los desafíos del compromiso dinámico del mundo actual de las organizaciones, muchas de ellas están apreciando más a los gerentes que también tiene habilidades de líderes. Se nos agrega, que todo líder gerencial:

-Debe comprender las tendencias económicas y políticas del entorno y su impacto en la administración y en la estrategia de la organización.
-Poseer capacidad para formular estrategias.
-Identificar los factores clave para la implementación de cambios organizacionales.
-Fomentar una cultura de servicio al cliente interno y externo de la institución o empresa.
-Rediseñar procesos, implementar el aprendizaje organizacional, tener una mayor apertura al enfoque del «empowerment», (dar poder).
-Saber autoevaluarse para conocer el impacto de sus estilos de liderazgo y la identificación de metas personales, para mejorar la calidad de su contribución a su institución o empresa pública.

No hay que olvidar, por tanto, que el líder gerencial requerido ante los retos actuales, los cambios que se han generado, las oportunidades que se presentan debe cumplir con las siguientes características:

a. Tener el carácter de miembro, es decir, debe pertenecer al grupo que encabeza, compartiendo con los demás miembros los patrones culturales y significados que ahí existen.
b. La primera significación del líder, no resulta por sus rasgos individuales únicos, universales (estatura alta, baja, aspecto, voz, etc.).
c. Sino que cada grupo considera líder, al que sobresalga en algo que le interesa, o más brillante, o mejor organizador, el que posee más tacto, el que sea más agresivo, más santo o más bondadoso.
d. Cada grupo elabora su prototipo ideal y, por lo tanto, no puede haber un ideal único para todos los grupos). El líder debe organizar, vigilar, dirigir o simplemente motivar al grupo a determinadas acciones o inacciones según sea la necesidad que se tenga. Estas cuatro cualidades del líder, son llamadas también carisma.
e. Por último, otra exigencia que se presenta al líder es, la de tener la oportunidad de ocupar ese rol en el grupo, si no se presenta dicha posibilidad, nunca podrá demostrar su capacidad de líder.
f. Hay que contar con los conocimientos que el presente exige y saberlos comunicar, apoyándose de factores motivacionales que favorezca a todos.
Las empresas modernas necesitan de un líder gerencial, transformador, que genere cambio, interprete el entorno en donde opera, garantice competitividad y además saber como se utilizan las nuevas tecnologías, van ha necesitar saber como pensar para poder analizar y sintetizar eficazmente la información que están recibiendo, a pesar de la nueva tecnología, su dedicación debe seguir enfocada en el individuo. Sabrán que los líderes dirigen gente, no cosas, números o proyectos. Tendrán que ser capaces de suministrar la que la gente quiera, con el fin de motivar a quienes están dirigiendo. Tendrán que desarrollar su capacidad de escuchar, para describir lo que la gente desea. Y tendrán que desarrollar su capacidad de proyectar, tanto a corto como a largo plazo, para conservar un margen de competencia.

Página Web: www.camova.com

A %d blogueros les gusta esto: