Proverbios, Modismos y Refranes (V)

1. La mujer es como la gaviota, mientras más vieja, más loca.
2. Tienes el sombrero lleno de cabos.
3. En lo más claro, sale un muerto.
4. Por el colmillo, se conoce al caballo.
5. Si traes lochas, te hago cariño.
6. Al mejor cazador, se le va la liebre.
7. Lo que viene liso, no trae arrugas.
8. ¡Hasta cuándo serán penas!
9. Castillos en el aire que, sabiéndolos mentira, todo el mundo los hace.
10. Parece mecha, por lo que alumbra.
11. Después hablan de los españoles.
12. El amor del forastero es como la espina de tuna, hinca duro y con dolor, sin esperanza ninguna.
13. Están muertos de hambre y están eructando ahítos.
14. Están pilando maíz, por el nepe.
15. No das tu brazo a torcer, ni que te maten.
16. En tiempos de bárbaras naciones, se amarraban los ladrones de las cruces; pero, en el siglo de las luces, las cruces se amarran de los ladrones.
17. Esa no es cuenta de tu rosario.
18. La peseta es de a dos.
19. Entre pitos y tambores, nunca falta una corneta. Y en mi casa tengo un perro que se llama Nosemeta.
20. Cuando Calderón lo dijo, estudiado lo tenía.
21. De balde, tienes cara.
22. En la variación, consiste el gusto. (O bien, en la variedad, está el gusto)
23. ¿Quién te ha dado vela en este entierro?
24. Por lo ligero, come el tigre.
25. Oyes por la tapa de la barriga.
26. El bojote, no es de hojas.
27. Estás como perro con gusanera.
28. Ese está pata de palo.
29. Cada quien hace de su capa, un sayo. (O bien, un sayal)
30. Ni tanto, que queme al santo; ni tan poco, que no alumbre.
31. Todo extremo es vicioso.
32. No se pueden llevar las cosas, a capa y espada.
33. De malagradecidos, el infierno está lleno. (O bien, está lleno el infierno)
34. ¿Así es la cosa, nenè?
35. ¿En la vejez, viruelas?
36. Más vale ser deseada, que despreciada.
37. Lo mejor de los dados es, no jugarlos. ( O bien: El peligro de los dados, está en jugarlos)
38. ¡Áspero, tengo el pelo!
39. Se encontraron con su san Juan alumbrado.
40. Cuando hay santos nuevos, los viejos no hacen milagros.
41. Te va a coger el catarro, sin pañuelo.
42. Eres más atravesado que día miércoles.
43. Conozco muy bien el patio que estoy pisando.
44. Música paga, no suena.
45. El que más pelea, más se quiere.
46. El fósforo junto a la candela, arde.
47. Más fácil se coge a un embustero, que a un ladrón.
48. Árbol que nace torcido, nunca su tronco endereza. (Aquiles Nazoa agregaba: Y si se endereza se friega, porque lo cogen pa` leña)
49. El hombre es como el oso: mientras más feo, más hermoso.
50. El buen perfume, viene siempre en frasco chiquito.
51. Más saben los de la calle, que los de su propia casa. (O bien: El de la casa, es el último que sabe las cosas.

52. Más vale un harto, que cien hambrientos.
53. Una novia que yo tuve, todas las efes tenía. Era fea, flaca, floja, fregona, frágil y fría.
54. Más viejo, que zapato de orejita.
55. Como gallina, que mira sal.
56. La posdata es más larga, que la carta.
57. No les cabe un comino en la muela.
58. El capitán Araña embarca a la gente, y se queda en tierra.
59. De las tres, he visto una.
60. A lo colorado, le embiste el toro.
61. Tienes más concha que un morrocoy.
62. Cuando llueve, todo el mundo se moja.
63. Eres más dulce que la miel.
64. Eres más floja, que un manjarete. (O bien: Eres más floja que la quijada de arriba)
65. ¡Abur, Peralta! El que se va, no hace falta.
66. Cada mochuelo, a su nido.
67. ¡Ah calor, que da la seda!
68. Cargando orejas, aunque no escuche.
69. Dicen que la paja pica y el gamelote florea.
70. ¡Qué brutos son los hombres de talento!
71. Verde como mi esperanza. (O bien: ¡Qué verde es mi esperanza!)
72. ¡No, si así es! Por la radio se oye y por la televisión se ve. (De moda en 1953)
73. El amo del muerto, es el que llora.
74. Para chivo, empalizada.
75. Pa’ bachaco, chivo; y pa’ chivo, aguacero.
76. El que quiere a san Roque, quiere a su perrito.
77. En el mundo estamos, y pa’lante vamos.
78. De aquí pa’lante, comisario es un zamuro.
79. No le cabe media arepa en la boca.
80. Más vale tarde que nunca, compadre.
81. Si te lo cuento, lloras.
82. Pa’lante es que brinca el sapo, aunque le puyen los ojos.
83. Mula que otro amansa, alguna maña le queda.
84. Arpa vieja y sin clavijas, almacén de cucarachas. ¿Còmo quieres que te quiera, habiendo tantas muchachas?
85. No se del hilo. María es la que cose.
86. Dime diablo y te daré con la cruz.
87. A mí, que me registren.
88. Parece muerto, pero resuella.
89. Se la echa de cedazo fino, y se le sale la arena. ( bien: Se la echa de tabaco apretado, y se le sale la picadura)
90. O como gallina, o muero arponeado.
91. Sapo sin agua, no canta.
92. La misma barca atravesando el río.
93. ¡Ojo pelao! Gallina no ve de noche.
94. Estás más delgado, que silbido de ánimas.
95. Cualquier cosa es un desayuno en Caracas.
96. Conozco al cojo, por el modo de andar.
97. Estás haciendo más fuerza, que un chivo chupando caña.
98. Te lo voy a creer, para que no te disgustes.
99. ¿Para qué quieres saber? ¿Para más cuentos y más enredos?
100. ¿Ayunará Gàmez mañana?
101. Conozco al tigre por la pinta.
102. Hay gustos, que merecen palos.
103. Quedaste en el estero de Camaguán.
104. Eres un tronco quemado, con la ceniza por encima.
105. Llevando más palo, que un saco de frijoles.
106. ¿Cuántos capachos, tiene tu maraca?
107. No son los muertos los que en la dulce Piula, la paz disfrutan de la Perca piula.
108. El que se mete a redentor, muere con la cruz a cuestas. (O bien: El que se mete a redentor, muere crucificado)
109. Tiene más mañas, que burro de panadería.
110. Están pidiendo ñapa, sin comprar.
111. Te metiste en un berenjenal.
112. Rey muerto. Rey puesto. (O bien: A rey muerto, rey puesto)
113. Haciendo más fuerza, que un burro cargando viguetas.
114. Más limpio, que batola de boticario.
115. Más limpio que talón de lavandera.
116. Con ronquido de tigra, no hay burro flojo. (O bien: Donde ronca tigre, no hay burro con reumatismo)
117. No por mucho madrugar, amanece más temprano.
118. La que no se agacha por un alfiler, no es mujer.
119. La ocasión abre la puerta, y el vicio la mantiene abierta.
120. La primera, te la paso; la segunda, te la aso.
121. La ocasión perdida, no se recobra fácilmente.
122. La ocasión, hace al ladrón.
123. La oración cortita, al cielo va derechita.
124. A quien debes contentar, no procures enfadar.
125. A quien le pique, que se rasque.
126. Quien nada quiere, todo le sobra.
127. Quien no fuma ni bebe vino, el diablo se lo lleva por otro camino.
128. Quien le duele, fuerza es que se queje.
129. Quien hiere con la boca, curar con ella le toca.
130. Quien le da el pie, se toma la mano.
131. A quien huye, abrirle la puerta.
132. A quien gana buscarás, y quien pierde, volverá.
133. Aquellos polvos, traen estos lodos.
134. Quien más abre el bolsillo, se le muestra más cariño.
135. A quien nada debo, con nada le pago.
136. Quien no te ha de ayudar, no le vayas a llorar.
137. Quien no tiene calzones, le muerde el perro.
138. Aquella hija trae buen hijo, que cuando se case, trae buen yerno a casa.
139. La pereza es llave de la pobreza.
140. La ausencia es madre de desengaños.
141. La caridad bien entendida, entra por casa.
142. La herida más grande es aquella, de la que no se sabe su autor.
143. La gente hablando, es que se entiende.
144. Lágrimas de heredero, dolor por fuera y alegría por dentro.
145. Dádivas, quebrantan peñas.
146. La honra del marido, está en manos de su mujer.
147. A todos les gusta lo bueno.
148. ¡A robar a la Sierra Morena!
149. ¡Ay del ay! que al alma llega. Y llegando al ay, alma queda.
150. Bachiller en artes, burro en todas partes.
151. Aprendiz de todo, maestro de nada.
152. Nada creas, hasta que lo veas.
153. Nada cura al necio, como el desprecio.
154. Nada es tan apetecido, como lo prohibido.
155. Nada hay nuevo bajo el sol. (Nihil novum sub sole)
156. Nada teme perder, quien nada tiene.
157. Nadie crea que hay secretos entre tres.
158. Nadie diga: de aquí no pasaré, ni de esta agua no beberé.
159. Nadie es buen juez, en causa propia.
160. Nada más vales, que el valor de tus reales.
161. Nada más barato, que lo comprado.
162. Nadie diga: bien del año o del día, hasta que se ha pasado.
163. Muerto el perro, se acaba la rabia. (O bien: Muerto el toro, se acaba la corrida)
164. Mujer pecosa, colérica y celosa.
165. Miren quien habló, que la casa honró.
166. Moda: la que acomoda.
167. Medio mundo, trata de engañar al otro medio.
168. Más vale ser un burro en la Tierra, y no un salomón en el Cielo.
169. Mete mentira y sacarás verdad.
170. Más vale una perdiz en el plato, que cien en el campo. (O bien: Más vale pájaro en la mano, que cien volando)
171. Más vale tener, que desear.
172. Métele el dedo en la boca, a ver si muerde la moza.
173. Mientras dudes, no acuses.
174. Más vale un hecho, que cien palabras.
175. Mientras esté la pelota en el techo, el juego no está ganado.
176. Nace el hombre para trabajar, no para flojear.
177. Ninguno es profeta en su tierra. ( O bien: Nadie es profeta en su tierra)
178. Ni amigo reconciliado, ni chocolate recalentado.
179. Ni aún para salvar la vida, es lícita la mentira.
180. Ninguno vive tan pobre, como nació.
181. Nadie nace enseñado.
182. Nadie sabe lo que puede, hasta que lo pruebe.
183. Nadie se muere dos veces.
184. Nadie se acuerda de santa Bárbara, hasta que llueve. (O bien, hasta que truena)
185. No adoptes hijos que no has tenido, ni mujer de otro marido.
186. No tomes agua que no veas, ni firmes cartas que no leas.
187. Ni el bien es duradero, ni el mal es eterno.
188. Ningún médico se cura así mismo.
189. Niño que no llora, no mama.
190. No basta a la mujer ser buena; es menester que lo parezca.
191. No comer por haber comido, no es enfermedad peligrosa.
192. No creas en sueños, porque no son verdaderos.
193. Ni tan dentro del horno que te quemas; ni tan fuera que te hieles.
194. Ni boda sin cantar, ni muerto sin llorar.
195. Nadie se acuesta, sin haber aprendido algo.
196. En la puerta del horno, se quema el pan.
197. No fue a Roma por la respuesta.
198. Al sol que más caliente, a ese me arrimo yo. (Un político)
199. El que ha sido marinero, al ver el mar suspira.
200. El que ha sido betunero, al ver el cajón se acuerda.
201. Hablando del Papa de Roma y el Papa que se asoma. (o bien: Hablando del rey de Roma, y el rey que se asoma)
202. Nadie nace aprendido.
203. ¿Qué le importa al tigre, que le salga otra raya?
204. ¡Me gustó ese escardillazo!
205. ¿Y qué es eso pa’ un artista?
206. Ya eso es agua en el suelo.
207. A santo que como, no se le ruega.
208. Si todos lleváramos nuestras penas escritas en la frente, tal vez nos compadecieran.
209. Ese es mucho camisón pa’ Petra.
210. Es preferible vivir cincuenta años, que cien en la historia.
211. Ve saliva, por pesetas.
212. Si no quieres verte perdido, no le cuentes tus cuitas a tus amigos.
213. ¡Amigo? El pecho del tigre y la rueda trasera de la gandola. (Julián Pacheco)
214. ¡Que va oh! ¡No oh!
215. ¿Cómo está, mi llave?
216. ¡Ahí, mi caballo!
217. ¡Manòn! ¿Cómo está la movida?
218. ¡Esto está chévere!
219. ¡Eso es pepeado!
220. ¡Está cachepe! (Contracción de cátedra, chévere y pepeado)
221. ¡Estás equìfero!

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: