Se necesita calidad… humana

(Cumbre de Recursos Humanos: Human Camp 2010 y la Noción de la Integración de la Espiritualidad en los Negocios.)

Los hombres de negocios no sólo deben buscar el éxito material sino también perfeccionarse como personas, según concluyeron en el Foro de Recursos Humanos.

Esta vez los expositores del encuentro Human Camp subieron al escenario para hablar sobre espiritualidad, de experiencias personales y de momentos de reflexión en el ámbito laboral. Clara Pazos, directora de Rayuela, empresa que organizó la jornada cumplida recientemente, fue la encargada de dar la bienvenida: “Necesitamos un cambio de conciencia. En la actualidad, ser líder es un desafío. Además del éxito material deben buscar perfeccionarse como seres humanos. El cambio está en cada uno de nosotros”.

Fue una jornada de recursos humanos poco usual y un indicio de eso fueron los primeros tres oradores que subieron al escenario. Las tres reflexiones inaugurales estuvieron a cargo de líderes espirituales: el rabino Sergio Bergman, el presbítero Guillermo Marcó y la directora de Brahma Kumaris Argentina, Moira Lowe.

La moderadora fue la senadora María Eugenia Estenssoro. “En el siglo XXI empezamos a mezclar y unir lo que antes no se mezclaba. Lo que nunca tendríamos que haber separado: la empresa y la espiritualidad”, sentenció. El primero en tomar la palabra fue Marcó. “Ninguno de los tres tiene su presentación en Power Point, será que desde la espiritualidad nos comunicamos de una manera diferente”, bromeó.

“Solemos dividir las cosas. Muchas veces la vida empieza después del trabajo. Deberíamos aprender a encontrar la vida también en el ámbito laboral”, agregó Marcó. “¿Estamos contentos con lo que hacemos? ¿Mi empresa ayuda a que la gente sea más humana o bien mi empresa deshumaniza? ¿Desde un CV se puede determinar si una persona es buena o mala?”, son algunas de las preguntas que formuló al público.

“La vida está llena de contrastes y la felicidad consiste en la capacidad de resolver nuestros problemas. En un mundo automatizado es importante desarrollar la capacidad de ponerse en el lugar del otro”, aseguró Marcó. “Le dejo tiempo de más a Sergio -con referencia a Bergman- porque él siempre se pasa de tiempo. Será porque el Antiguo Testamento es más largo”, concluyó, entre risas y aplausos.

Lowe fue la encargada de crear el clima de meditación y silencio en el auditorio. Habló de la espiritualidad, la felicidad y el pensamiento. Reflexionó sobre la necesidad de alejarse del status y de los títulos universitarios para meditar y abrir las puertas a un mundo interior. La charla finalizó con los ojos cerrados y una meditación.

El rabino Bergman habló de la comunicación 2.0 y de la era interactiva. “El liderazgo 2.0 no se refiere a la tecnología. Se refiere a qué va a poner cada uno, con qué va a colaborar. El que lidera debe motivar a todos los demás. Se trata de un líder alternativo y distinto”, explicó.

“El problema que hay que resolver está relacionado con los valores. Cuando educamos a nuestros hijos en el camino del éxito ya los estamos condenando al fracaso. Sólo unos pocos llegan. Es fundamental educarlos en las virtudes, que se enseñan desde el ejemplo, como lo hicieron nuestros abuelos, que tenían mucho menos que nosotros, pero le daban valor a la palabra. Virtuosos podemos ser todos porque no hay que competir”, añadió.

La senadora Estenssoro también dedicó parte de su tiempo a hablar de la importancia de la experiencia espiritual en la política: con su grupo de asesores dedica parte del viernes a reflexionar, meditar y tomar mate.

Miguel Kozuszok, presidente de la fabricante de alimentos y productos de higiene Unilever para el Cono Sur, siguió en la lista de oradores, acompañado por Santiago Lazzati, director asociado de la consultora Deloitte, que se encargó de leer las preguntas que realizó el público.

“¿Por qué una compañía es más exitosa que otra? La respuesta está en el capital humano”, sostuvo Kozuszok. Para el ejecutivo, en otras épocas las crisis eran poco frecuentes, pero con la llegada de la globalización hay momentos adversos de todo tipo, internos y externos. Esto implica una respuesta rápida y un capital humano con muchísima tensión para adaptarse.

“El compromiso es el gran diferencial de los capitales que integran una compañía. Es ese esfuerzo extra. Esto es vital para la organización. Las empresas que tienen a su gente comprometida crecen más rápido”, opinó. Y dio un ejemplo: “Después del terremoto en Chile, las fábricas y los centros de distribución estaban dañados. No sabíamos cómo estaban nuestros empleados. Cuando nos enteramos que estaban bien, por voluntad empezaron a acomodar la mercadería. A tres días de haber comenzando, estábamos entregando productos. Esto es el compromiso”, comentó, mientras el público vio las fotos del centro de distribución.

Cuestión de edad

La inclusión y reinserción laboral estuvieron a cargo de Daniel Serra, gerente general del portal ZonaJobs; Tomás Olivieri, director ejecutivo de la Asociación Civil Diagonal, y Alfredo Fagalde, director general de la empresa de recursos humanos Manpower.

“Buscar empleo por la Web no es algo muy común para la gente de mayor edad. El problema es que no hay mucha oferta”, explicó Serra. Luego realizó un análisis sobre lo que sucede en Zonajobs.com. “En un determinado día, hay 15.000 ofertas de empleo. Y cada uno de estos empleos tiene requisitos. Uno de ellos es la edad. Para quienes tienen 25 años, pueden postularse al 80% de los avisos; los de 35 años, al 60%; los de 45, sólo al 20%, y los mayores de 55, sólo al 5%”, sentenció.

“Las empresas realizan búsquedas en un rango de edad más acotado del que se necesita. ¿Por qué un cliente no puede contratar programadores Java mayores de 55 años? Podemos estar dejando fuera a gente que quizá podría hacer las cosas mejor”, comentó Serra. De esta situación surgió la idea, junto con Diagonal, de crear un sitio Web, www.todaviaservimos.com , donde personas mayores de 45 años podrán encontrar asesoramiento laboral.

Además, Fagalde expresó: “La promoción de la inclusión en la fuerza laboral aporta nuevas fuentes de talentos. Es un factor que suma desarrollo sostenible. Crear contextos laborales diversos es uno de los mayores desafíos en la construcción de organizaciones con ambientes multigeneracionales”.
La diversidad fue otro de los temas centrales del encuentro. Raúl Sheridan, director de Recursos Humanos de Dow; Carlos Galmarini, gerente de Relaciones Públicas y RSE de Argentina Ford, en representación de Verónica James, y Andrea Avila, directora ejecutiva de Sesa Select, debatieron sobre el tema.

Uno de los últimos oradores fue Alan Gegenschatz, otro orador que salió de las convenciones. Subió al escenario para hablar de la empresa donde trabajaba, TNT Express. Pero no bien comenzó a hablar comentó que el día anterior había renunciado.

“Tenía una presentación, pero no la voy a mostrar. Quiero que sepan que renuncié después de 11 años de felicidad dentro de la empresa. En apariencia tenía todo, pero necesitaba algo más. Fui auténtico con mis valores”, confesó.

Carlos Pérez, presidente y director creativo de BBDO, cerró Human Camp 2010. “Hubo miradas muy lúcidas. También, transgresiones: Moira Lowe nos hizo cerrar los ojos y María Eugenia Estenssoro comentó que los viernes medita con sus asesores. Se fijaron que nos reímos con líderes espirituales. Es tiempo de hacerse un tiempo y volver a casa. Ojalá volvamos a una casa distinta, a una casa mejor. Yo no voy a cambiar nada si no me cambio a mí mismo”, concluyó.

Fuente: Artículo publicado en el diario La Nación, República Argentina.

A %d blogueros les gusta esto: