4 maneras de mejorar la cultura corporativa

Las empresas prestan mucha atención a los objetivos cuantificables y alcanzables.

Siempre se puede escuchar a los gerentes hablar sobre las métricas y los indicadores clave de rendimiento. Y definitivamente, es cierto que los resultados tangibles son los principales indicadores del éxito de una empresa.

Sin embargo, hay otros contribuyentes e indicadores intangibles que no debemos descuidar. La cultura de la compañía es uno de ellos.

También es una de las consideraciones más importantes cuando se trata de la satisfacción de los empleados, y la retención de talentos: es por eso que las empresas deben invertir tiempo y esfuerzo para mejorarlo.

¿Qué es la cultura de la empresa y por qué es importante?

Técnicamente, las culturas corporativas son las costumbres y estándares que valoran los miembros de una empresa, fuera de las transacciones comerciales.

Estos sistemas de creencias, generalmente, son el resultado de las interacciones entre los empleados y la administración.

Sin embargo, aparte de las definiciones técnicas, lo más importante es que la cultura es la fuerza invisible que impulsa a tu fuerza de trabajo a desempeñarse mejor.

Los empleados comprometidos tienen una productividad significativamente mayor, y mejores calificaciones de los clientes.

Una gran cultura equivale a empleados más felices, más leales y más productivos.

Por lo tanto, además de tener estrategias que impulsan los indicadores clave de negocios y ganancias, crear y mejorar la cultura de la compañía, es definitivamente una de las cosas que debes hacer para que tu negocio siga funcionando.

1. La transparencia es la clave

Los empleados, especialmente los mejores, no trabajan para ti solo porque necesitan el dinero. Eligen trabajar para tu empresa porque confían en ti, y la confianza es la base de una gran cultura empresarial.

El personal, definitivamente, no puede confiar en una compañía que siempre los deja en la oscuridad cuando se trata de la dirección del negocio.

Del mismo modo, una empresa que no confía en sus empleados tampoco es útil para establecer una buena cultura.

Tener una cultura que valora la transparencia tiene un gran impacto en la empresa y sus empleados. Y una de las mejores formas de mejorar la cultura del lugar de trabajo es abrir canales de comunicación para todos en la empresa.

2. Recompensa en público, dirige en privado

Otra clave para mejorar la cultura de la empresa es reconocer y recompensar a los mejores empleados.

Estos premios y programas de reconocimiento no tienen que ser extravagantes, pues un simple certificado de reconocimiento o una recompensa servirían. Claro, las bonificaciones tampoco serían perjudiciales.

Nada matará la motivación de los empleados y la cultura de la compañía más rápido que poner a un empleado avergonzado frente a sus compañeros de trabajo.

Ser reprendido por un gerente, ya sea en público o en privado, no hace más que provocar miedo en el personal, y esto es, definitivamente, algo que no quieres cuando pretendes construir una cultura de empresa de clase mundial.

Asegúrate siempre de que los gerentes de línea estén al tanto de los protocolos adecuados para entrenar al personal.  Recuerda que el miedo nunca ayudó a establecer una gran cultura de empresa.

3. Haz de la colaboración un estándar de trabajo

Uno de los mejores pasos para mejorar la cultura de la empresa es hacer que todos se sientan cómodos con el trabajo colaborativo. Y cuando se trata de mejorar la cultura corporativa y el trabajo en equipo, tener relaciones sólidas en el trabajo es una forma de tener un gran impacto en la motivación de los empleados.

Todos quieren trabajar con personas impulsadas por el mismo propósito. Presta atención a la implementación de programas de tutoría, proyectos y actividades de formación de equipos: todos ayudarán a todos a sincronizarse para alcanzar un objetivo mucho mayor

4. Establece canales para comentarios de los empleados

Nadie quiere ser un pasajero en un barco que es comandado por completos extraños. Esta es la razón por la cual en los cruceros, por ejemplo, los oficiales y el personal son siempre visibles, accesibles y abiertos a la retroalimentación.

-Lo mismo debería ser para tu negocio.

Tu personal quiere saber qué importa en la empresa. Quiere opinar y que se escuchen sus voces. Los empleados comprometidos están motivados por tener una voz sobre cómo se ejecuta la empresa y cómo se gestiona.

Contar con canales de retroalimentación de los empleados, como encuestas de empleados, entrevistas y discusiones de grupos focales, te ayudará a tener una idea de cómo tu empresa se destaca ante los ojos de tus propios empleados.

¿Hay algo de esto que has estado haciendo en tu empresa o sientes que tienen mucho trabajo por hacer?

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: