A pesar de las declaraciones de amor eterno entre Venezuela y Argentina….

Las estadísticas detalladas sobre el comercio exterior de cualquier país, en un año determinado, se demoran un poco en ser publicadas. Por lo general es en algún momento del primer semestre de un año que se publican esos antecedentes respecto a lo sucedido en el año anterior. No se dispone, por lo tanto, en estos momentos, de datos pormenorizados sobre los productos importados y exportados por Venezuela, desde y hacia los diferentes países de América Latina y del mundo. Sin embargo, la Asociación Latinoamericana de Integración, ALADI, ha publicado recientemente algunos antecedentes sobre el comercio exterior de los países que la integran, con datos hasta el tercer trimestre del año 2009. Hay allí algunas cifras que creemos son importantes de comentar.

En primer lugar, es obvio que el comercio exterior de todos los países de la región sufrió un bajón en el año 2009, pues sus exportaciones cayeron en precio y cantidad, como consecuencia de la crisis internacional que hizo caer la demanda de casi la totalidad de los productos de exportación. En el caso de los países que integran la ALADI, que son casi todos los de América del Sur, más México y Cuba, las exportaciones de los países ALADI a los otros países ALADI cayó de 92 mil millones de dólares, en los nueve primeros meses del 2008, a 63 mil millones de dólares, en el mismo periodo del 2009, lo cual representa un retroceso de 31,9 %.

Sin embargo, para Venezuela la caída de las exportaciones al resto de los países de Aladi fue, en ese mismo período, de 45,7 %, pues pasó de 5.632 millones de dólares, a 3.050 millones de dólares. En otras palabras, si todos los países de la región se vieron obligados por la crisis a reducir sus ventas internacionales, para Venezuela esa desvinculación o esa relajación de los intercambios con los socios comerciales de la región se dio a un ritmo mayor que para el resto de los países de Aladi.

Colombia, su vez, redujo sus ventas a los países Aladi en un 33, %, pero, curiosamente, sus ventas a Venezuela se redujeron sólo en un 17,7 %, a pesar de todas las cosas que pasaron y de todas las cosas que se dijeron los mandatarios de ambos países. En el período de enero a septiembre del 2009 las exportaciones colombianas a Venezuela alcanzaron a 3.514 millones de dólares, mientras que en el mismo período del año anterior habían sumado 4.098 millones de dólares. Es decir, pareciera que el comercio colombo- venezolano ha demostrado una cierta independencia con respecto a los decibeles del dialogo político entre los gobiernos de ambos países, lo cual no deja de ser un hecho sumamente saludable.

Otro caso interesante de comentar es el comercio argentino- venezolano. Aquí el caso es exactamente el contrario del anterior. A pesar de todas las declaraciones de amor eterno, las compras de Argentina a Venezuela alcanzaron sólo la modesta suma de 8 millones de dólares en los primeros nueve meses del año 2009. En el mismo período del año anterior habían alcanzado a 21 millones de dólares, lo cual tampoco es mucho. Es difícil encontrar un país de la región con el cual Venezuela tenga un nivel de ventas tan modesto. Sin perjuicio de ello, las ventas de Argentina a Venezuela alcanzaron la cifra de 698 millones de dólares en los tres primeros trimestres del 2009, lo cual implicó una baja con respecto a los 1004 millones de dólares vendidos en el mismo período del año 2008.

Un tercer y último caso digno de mención es el del comercio boliviano-.venezolano. Aquí, contra todo lo que se pudiera esperar, las cifras son en aumento tanto en una como en la otra dirección. Bolivia ha aumentado sus compras a Venezuela, pasando de 172 millones de dólares a 214 millones de dólares, mientras que las ventas a Venezuela pasaron de 194 millones de dólares, a 256 millones de dólares, siendo el único par de países en la región en que sucedió una situación de esa naturaleza. Mas del 50 % de lo que nos vende Bolivia está constituido por tortas o desechos de soya, que están destinadas a la producción de alimentos concentrados para animales. El 95 %, a su vez, de lo que compra a Venezuela, es gasoil.

A %d blogueros les gusta esto: