¿Estamos dispuestos a que todos sepan cuánto ganamos?

Según la nueva Directiva europea de igualdad en la retribución, la falta general de transparencia en cuanto a los niveles retributivos dentro de las organizaciones ha servido para perpetuar una situación en la que la discriminación retributiva y los sesgos de género pueden pasar desapercibidos o, cuando se sospechan, son difíciles de demostrar. 

Por eso, la nueva Directiva obliga a que antes de junio de 2026 las empresas tengan que revelar el sueldo de todos sus empleados y hacer público el salario en cada una de sus ofertas de empleo.

Para ello, la directiva obliga a aumentar la transparencia retributiva, a que se alienten a las organizaciones a revisar sus estructuras retributivas para garantizar la igualdad de retribución entre las mujeres y los hombres que realizan un mismo trabajo o un trabajo de igual valor, y a permitir a las víctimas de discriminación ejercer su derecho a la igualdad de retribución.

Josep Capell, CEO de CEINSA
Josep Capell, CEO de CEINSA

La Directiva afecta a todos los empleadores, públicos y privados, en aspectos como la transparencia previa al empleo o la puesta a disposición de los niveles retributivos. Y a todas las empresas a partir de 100 trabajadores, a dar información de la brecha salarial de género en relación con todos sus trabajadores, también los parciales o por obra.

Así, se hace obligatorio que anuncios y comunicaciones previas a la contratación sean transparentes, que no se pueda preguntar por el historial salarial a los candidatos y que se deba poner a disposición de los trabajadores los criterios y niveles retributivos así como la progresión retributiva.

Igualmente, la directiva obliga a disponer de “estructuras retributivas” que garanticen la inexistencia de diferencias retributivas por razón de sexo, sin justificar con criterios objetivos. Y si hay una brecha mayor del 5%, se deberá trabajar con los representantes de los trabajadores para realizar una evaluación salarial conjunta y desarrollar un plan de acción.

Además, en un aspecto realmente novedoso, las víctimas de discriminación salarial dispondrán de indemnización (sin límite), cayendo la carga de la prueba durante el proceso en el empleador.

En CEINSA han elaborado una guía sobre este tema para explicar los puntos más importantes. Además, en ella encontraréis un cuestionario con Josep Capell, CEO de CEINSA y profesor del máster de RRHH de la UAM, y especialista en salarios y retribución qué consecuencias puede tener sobre la aplicación de esta directiva.

Conéctate

Mantente informado

Suscríbete a nuestro boletín semanal




Notas de prensa


Recientes