Algunas reflexiones sobre las cifras recientes del BCV

Después de muchos meses de silencio, el Banco Central de Venezuela ha vuelto a publicar algunas cifras importantes sobre el desenvolvimiento de la economía venezolana, que son necesarias de analizar con mayor detalle.   En materia de PIB  -que es el indicador más universalmente utilizado para medir si una economía crece o no- los datos del BCV permiten visualizar que durante los nueve primeros meses del año 2014, la economía venezolana produjo un 3,96% menos de bienes y servicios que durante los primeros nueve meses del año 2013. No se han publicado los datos respecto al último trimestre del 2014 -ni siquiera los datos tentativos, sujetos a posteriores modificaciones– por lo cual solo se conocen los datos sobre los nueve primeros meses. El BCV ha publicado los datos de lo sucedido en cada uno de los tres primeros trimestres del año 2014, pero a partir de esos datos no es difícil calcular lo sucedido durante todo el período en su conjunto, y la cifra resultante es la que mencionamos: una caída de 3,96 % en el PIB durante el período analizado. Cuando se conozcan los datos sobre el último trimestre –si se conocen algún día- probablemente se podrá decir que la caída del PIB durante el año 2014 fue cercana o ligeramente superior al 4 %, lo cual constituye la mayor caída presentada durante este año por todo el conjunto de países de la América Latina y el Caribe. Además, lo publicado presenta una caída sistemática, sostenida durante tres trimestres continuos, lo cual en la jerga de los economistas, constituye una situación que se identifica con el nombre de recesión. No se trata de un hecho fortuito o puntual, que tenga lugar en un mes o en un trimestre determinado, sino un fenómeno que se reitera durante tres trimestres sucesivos y que constituye por lo tanto, un fenómeno más estructural o de fondo

Otros datos importantes: durante el año 2014 –durante los tres primeros trimestres- las exportaciones petroleras sumaron, según las cifras del BCV, la cantidad de  58 mil 332 millones de dólares. Durante el mismo período del año 2013 dichas ventas petroleras ascendieron a 64 mil 396 millones de dólares. Es decir, hubo una caída de 9,4%  en el valor de las ventas petroleras, aun cuando todavía no empezaba la caída violenta que ha tenido lugar en el último trimestre del 2014. Durante el año 2015, si se mantienen las condiciones actuales del mercado petrolero mundial, la caída en los ingresos petroleros venezolanos será mucho mayor aun, y serán mayores y más graves las consecuencias sobre la economía nacional.

Las exportaciones no petroleras, durante los nueve primeros meses del año 2014, continuaron su caída sistemática, llegando a 2.165 millones de dólares, después de haber mostrado un nivel de 2.486 millones de dólares en igual período del año anterior.

En materia de importaciones totales –públicas y privadas-  tan vitales para sostener los niveles de producción  y de consumo internos, éstas alcanzaron durante los primeros nueve meses del año 2013  un  nivel de 39 mil 717 millones de dólares. En el mismo período del año 2014 ese monto bajó a 32 mil 153 millones de dólares, es decir, presentó una baja de 19%.  En no pequeña medida dicha baja es responsable de la caída ya comentada del PIB. Si en el año en curso la caída en las exportaciones petroleras y no petroleras se traduce en una nueva caída en las importaciones, volveremos a tener una nueva caída en los nieves de producción y de consumo.  

El concepto de “viajes” en la balanza de pagos es la expresión de los gastos en el exterior por turismo u otros conceptos similares. En el 2013, en los tres primeros trimestres,  figuran por ese concepto un total de 1.539 millones de dólares, con signo negativo, lo cual significa que los gastos de los venezolanos en el exterior fueron mayores, en ese monto, que los gastos de los extranjeros en Venezuela. En los tres primeros trimestres del 2014 ese monto fue de 1.215 millones de dólares, también con signo negativo, lo cual significa que los venezolanos gastaron menos en el exterior –lo más probable-  o que los extranjeros gastaron más en Venezuela.

Las transferencias –tal como ellas se presentan en la balanza de pagos-  son los pagos o las entregas de bienes y servicios sin contrapartida, es decir, los regalos puros y simples a agentes económicos ubicados fuera del país. Esos montos disminuyeron desde un saldo neto de 882 millones de dólares en los primeros nueve meses del 2013, a escasos 164 millones de dólares en el mismo período del año 2014, lo cual es dable suponer que representa un cambio  en la tendencia que se había mantenido en años anteriores en materia de relacionamientos con partidos y gobiernos en el exterior.

Blog: sergio-arancibia.blogspot.com  

A %d blogueros les gusta esto: