Besos y gérmenes: ¡Hay que besarse más!

Conoces a una chica, conversas un rato, y antes que ninguno de los dos se den cuenta, están intercambiando saliva mediante una serie de apasionados besos. Desde el punto de vista estrictamente racional, se trata de una actividad que parecería tener poco sentido ¿Meter la lengua en la boca de una desconocida? ¡Puaj! Sin embargo, la evolución nos ha impulsado a sostener este comportamiento a lo largo de millones de años por algún motivo importante. Cuando dos personas se besan, se produce un intercambio de virus y bacterias que se encuentran presentes en su saliva, y contra todos los pronósticos, esto es beneficioso.

El cytomegalovirus, un virus miembro de la familia de los herpes que infecta y produce enfermedad en humanos, es en general inocuo. Pero en las mujeres embarazadas puede, con bastante frecuencia, ser extremadamente peligroso. Este virus puede alterar el normal desarrollo del feto, provocando desde sordera hasta parálisis cerebral. Incluso hay casos en que puede producir abortos. Sin embargo, si el cytomegalovirus ingresa en el organismo de la mujer en bajas dosis, a lo largo de los 5 o 6 meses previos al momento del embarazo, ésta puede desarrollar una inmunidad natural a la enfermedad. Más o menos lo que hacemos cuando recibimos una vacuna, pero de una manera natural y mucho más divertida.

El virus se encuentra en el hombre, y pasa a su compañera a través de sus besos. Una vez en el organismo de la madre, que ya ha desarrollado inmunidad a la enfermedad pasan al feto, protegiéndolo. El doctor Colin Hendrie, de la Universidad de Leeds, dice que: “la inoculación femenina a través de la saliva de su compañero es la forma más eficiente de evitar los problemas relacionados con el cytomegalovirus”.

Ya sabes: si alguna chica no quiere tus besos, puedes intentar convencerla citando al doctor Hendrie.

Si da resultado, nos avisas.

Fuente: http: //www.neoteo.com/besos-y-germenes-hay-que-besarse-mas.neo

A %d blogueros les gusta esto: