Carlos Ñáñez: Ruptura de la gobernanza económica

La crisis fiscal y monetaria del país, exige una reestructuración de las finanzas públicas. Un replanteo del papel del Estado en la Sociedad y su relación con la sociedad civil.

Domingo Maza Zavala, 1996

En estos complejos momentos que atraviesa el país es necesario volver a las mentes de quienes, con virtudes cívicas y hábitos modeladores de la personalidad, echaron las bases para el funcionamiento de Venezuela como una República y bajo preceptos de prudencia, estimación y rescate del presupuesto como institución lograron hacer funcionar a la economía usando la caja de herramientas apropiadas planteada por la célebre economista post keynesiana Joan Robinson. En esta columna quise citar como pensamiento introductorio al Doctor Maza Zabala una de las mentes más brillantes en materia económica que ha dado el país, quien además ejerciera funciones como presidente del Banco Central de Venezuela, manteniendo los criterios de independencia y autonomía como bastiones innegociables en el ejercicio de las funciones rectoras de este órgano de control monetario.

La situación de incertidumbre a la que nos enfrentamos es absolutamente horrida e impide usar las técnicas econométricas para estimar, pues no se cuentan con los datos necesarios para hacer prognosis, pues sí no sabemos en dónde estamos es imposible determinar hacia dónde nos dirigimos la semana del  de agosto al   de agosto, conocida como la semana negra nos demostró que la estabilidad cambiaria esta sostenida bajo un esquema endeble de flotación sucia, en la cual el Banco Central de Venezuela, actuaba como operador de última instancia para mantener el objetivo de estabilidad de cambio, al ser una política insostenible y darse una descoordinación en la oferta de divisas el tipo  de cambio, se desplazó hacia niveles que no se habían visto en los ocho meses de esta año, la tesis de la sobrevaluación es válida, ahora hay que evaluar si la sociedad civil, absolutamente empobrecida, puede resistir un tipo de cambio en su valor de equilibrio, valor este que oscila entre 18,5 VES/USD hasta 23 VES/USD.

Las presiones sobre el gasto publico continúan, pues la practica de decretarlo en default, sencillamente fracasaron, ningún Estado puede repudiar una deuda derivada de la contraprestación salarial, es una antinomia acudir al desconocimiento de los pasivos laborales y someter a los funcionarios públicos a la hambruna, para garantizar una desigual recuperación en forma de K, es decir en la cual el 1% de la población se beneficie en detrimento de un 99% que se hace cada vez más pobre.

Para la fecha de publicación de esta columna aún no se cuentan con los datos oficiales de la inflación del mes de agosto y menos, con los datos que en cadena nacional fueron suministrados de manera aleatoria por parte del Ingeniero Calixto Ortega, en absoluta anomia es inviable proyectar el futuro de la economía nacional, sin embargo, los datos extraoficiales demuestran que existe un posible rebrote inflacionario. La tesis de Canavese se hace más objetiva pues en Venezuela, cada vez se inyecta más dinero y el déficit crece a niveles importantes, manteniendo las condiciones para el rebrote inflacionario indemnes.

La meta de inflación al 100%, que lucía viable queda atrás ante una inflación acumulada del 90%, igualmente ocurre con el objetivo del tipo de cambio, la tasa de cotización paralela se ubica en 8.15 VES/ USD, mientras que la paralela se mantiene en 7,9835 VES/USD, estas contracciones obedecen a la inyección de 185 millones de dólares la semana pasada y al recorte de la liquidez monetaria, sin embargo los efectos nocivos e implicaciones para el sector bancario, dan cuenta de una miniaturización de este sector y de la desaparición de facto del crédito bancario, en tal sentido sin este componente no se puede crecer.

En conclusión, no hay gobernanza económica y se requiere volver a la máxima del DR. Maza Zavala en 1996, la cual fue refrescada por el Profesor José Miguel Uzcátegui, todo lo propuesto por el Doctor Domingo Maza Zavala se puede resumir en una sola palabra gobernanza económica, que no es otra cosa que confianza, las presiones sobre el gasto público existen y presionan hacia estacionalidades de conflictividad, pues existe una deuda insoluta con los funcionarios públicos derivada de la homologación luego del ajuste salarial decretado en marzo, igualmente las discrecionalidades del instructivo emanado de la Oficina Nacional de Presupuesto, se aplican de manera tozuda a sabiendas de que el mismo es absolutamente violatorio de la progresividad laboral, el descaro del régimen es tal que han llegado a desconocer que este instructivo, que es un adefesio jurídico, existe pero ellos aplican un instructivo que es inexistente, una oda a la incoherencia.

Sin gobernanza y confianza, no hay recuperación económica y de más esta afirmar que la frase “Venezuela se arregló”, es una rareza más derivada de la narrativa espuria y pletórica de pobreza de esta revolución hueca, vacía, perversa y rica en inconsistencias.

Somos una sociedad infinitamente confundida, extraviada y deseosa de que los expertos económicos les reafirmemos lo que ellos quieren escuchar, en tal virtud, es el quehacer universitario la última frontera para el pensamiento libre y en esta columna, que hoy trae del ostracismo al Dr. Maza Zavala, he de confesar que también mis únicas satisfacciones las he encontrado en el ejercicio universitario.

Mi mayor satisfacción la he tenido en el quehacer universitario.

Domingo Maza Zavala

Por Carlos Ñáñez -12 de septiembre de 2022, Profesor de la Universidad de Carabobo para el-carabobeño.com

Foto de Artem Podrez: https://www.pexels.com/es-es/foto/empresario-persona-espacio-ordenador-portatil-6779714/

Professionals Consulting VD S.A Database Management Company en Caracas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: