Ciencia y Humanidad

El 25 de Julio de 1978, en un pequeño hospital en Inglaterra, nace “EL BEBÉ DEL SIGLO”, así fue calificado el nacimiento de un “MILAGRO” que lleva por nombre Louise Brown: “EL PRIMER BEBE PROBETA DEL MUNDO”. A partir de este momento, una verdadera revolución científica mueve a la humanidad entera. Comienza una trayectoria excepcional en el campo de la reproducción humana.

Este extraordinario evento fue logrado por los científicos investigadores Roberts Edwards y Patrick Steptoe. Estos grandes hombres en 1969, descubrieron las etapas iniciales de la fecundación del óvulo humano, fueron los primeros en haber realizado la fertilización in vitro en óvulo de ratones y posteriormente, en óvulos humanos, adquiriendo habilidad en obtener embriones.

En 1971, Edwards y Steptoe se sintieron suficientemente seguros como para intentar su primera transferencia embrionaria, plenamente conscientes de que estaban tomando un paso muy importante; de manera limpia y eficaz, realizaron el primer procedimiento a quien pudiese haber sido la primera futura madre. Este y otros intentos más fracasaron por motivos desconocidos, muchos estudios y modificaciones aún no fueron suficientes para conseguir el embarazo.

Transcurrieron años de desilusión, hasta que en Febrero de 1977, Lesley Brown, una paciente con patología tubárica, se le ofrece participar en un programa experimental de fertilización in vitro; aún confusa ante tal propuesta, la pareja Brown acepta, al ver ante esta opción una luz de esperanza.

Se aspiró un folículo principal y fue fecundado en el laboratorio, para luego transferir un embrión de ocho células llenas de energía, y es así como comienza a desarrollarse el EMBARAZO MARAVILLA DE LA HISTORIA CONTEMPORÁNEA.

Recordemos la primera frase una vez conocida la noticia: “NO INVENTAMOS LA OVULACIÓN NI LA FECUNDACIÓN”, afirmó Edwards, “SIMPLEMENTE REUNIMOS LAS MEJORES CONDICIONES PARA QUE PUDIERA OCURRIR”.

Desde la época victoriana, hasta principios del siglo XX, y aún en la actualidad, se ha mantenido especial interés por conocer sobre el inicio de la vida humana, “ Falopio, Hunter, Graaf, Mendel, Heape, Corner, Palmer, Amoroso, Chang”, entre un nutridísimo número de hombres pioneros embriólogos y científicos, han diseñado un amplio espectro en la reproducción humana asistida, cuya relevancia está vigente y, hoy por hoy, buscan descifrar cada pequeña o gran incógnita que se presente o pueda presentarse en este ámbito.

En 1984, se reporta el primer embarazo logrado por Fertilización In Vitro en Latinoamérica en la ciudad de Bogotá, Colombia en manos de Elkin Lucena. Ahora, estas regiones han puesto todas sus fuerzas en la técnica de reproducción humana asistida.

Las clínicas con esta especialidad, enfrentan el desafío de aumentar la tasa de implantación, con la transferencia del menor número de embriones. Están en una permanente lucha científica de conocimientos, de aplicación de pruebas estrictas para asegurar que los embriones se desarrollen bajo condiciones óptimas y evaluar su calidad, usando los métodos más avanzados que aumentan las perspectivas en este campo.

Ahora, en este año 2006, veintiocho años después, Louise Brown sigue estando llena de energía, hoy recibe la bendición de ser madre y conmociona nuevamente al mundo entero, al demostrar con esta experiencia, la absoluta normalidad en el desarrollo de su vida, y proporciona una fuente de esperanza para los que desean ser padres.

Han nacido más de 3.000.000 de bebés probeta, lo que demuestra que la corta historia de la reproducción humana asistida, no sólo es una historia de ciencia, sino también una historia humana.

Dirección-E:  [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: