¿Cómo los inversores principiantes pueden aumentar su capital?

El ahorro es algo que al día de hoy parece cada vez más complicado de lograr, principalmente por la inflación, la falta de herramientas para tener capacidad de guardar dinero mes a mes y los gastos que cada vez son más altos. No obstante, para vencer estas dificultades está la administración financiera que sugiere ahorrar primero, e invertir después, especialmente para quienes recién estén entrando en el mundo del ahorro y la inversión.

Mientras que no todos cuentan con la posibilidad de educarse en finanzas y ser profesionales en la administración de fondos, hay algunos especialistas que aseguran que de seguir los siguientes diez consejos se puede lograr un correcto uso del dinero y llegar a fin de mes con un poco más de plata ahorrada.

Los diez trucos o consejos a seguir

Según explican los especialistas, con tan solo seguir diez simples trucos es posible entonces cumplir con las metas de ahorro y guardar un dinero más que interesante a fin de mes. Además, los mismos no se centran solo en el uso del «autocontrol» o la «baja de gastos», sino que también tienen a la ¨organización previa¨ cómo columna vertebral del ahorro.

Con todo esto en mente, en primer lugar, está la idea de imponer un límite de gastos. Si bien parece sencillo, tener una idea de cuánto se puede gastar por mes sirve especialmente a la hora de ahorrar dinero, mientras que suele ser algo más difícil de hacer que de decir. Para lograrlo, un límite claro y un registro de los gastos son ideales.

En segundo lugar, está la idea de separar los ahorros del resto. Mientras que el límite de gastos sirve para este primer paso, los ahorros deben ser depositados en un lugar separado a donde está guardado el dinero normal, principalmente porque esto permite tener en claro la diferencia entre lo que se usa para gastar y lo que no. Ahora, cuánto hay que guardar depende de uno, pero es recomendable que sea por lo menos un 20% del sueldo neto total.

Y este consejo se conecta directamente con el tercero, ya que él mismo asegura que además de los ahorros se debe preparar un fondo extra que solo se toca en emergencias y gastos imprevistos, con el único objetivo de sacarnos de una situación complicada sin lastimar a los ahorros reales.

El cuarto ya se centra en lo que es conocido en EEUU cómo «fun money» (o plata de diversión), el cual es un fondo separado que se utiliza solo para el ocio y los lujos que uno quiere darse en el mes. Esto no debe ser considerado como parte de los gastos, ya que de lo contrario pasará a volverse algo regular y puede terminar lastimando el ahorro.

El quinto truco es el de asegurar todo lo posible, ya que de esta manera lo que es un gasto inesperado se puede transformar en un gasto recurrente. Mientras que se come parte del sueldo mes a mes, tener todo asegurado suele permitir una mejor planificación que pagar todo mientras va sucediendo.

En sexto lugar está el establecimiento de metas financieras. Lo ideal es plantearse cuánto dinero debe haber en la caja de ahorro la semana siguiente, a fin de mes, en seis meses o en un año. Si la cuenta da siempre un 20% de sueldo proporcional -tomando el dinero ganado en el plazo establecido- entonces el ahorro seguramente crecerá sin muchos problemas.

Otro truco que parece obvio, pero no todos cumplen -y que ocupa el séptimo lugar– es el de registrar todos los gastos. Mientras que parece exagerado, esto permite asegurarnos de que gastamos en lo correcto y que no vamos a pasar del límite establecido a menos que algo extraño suceda.

En octavo lugar encontramos al «truco del 1%», con el cual uno se asegura de que todas las compras caras valdrán la pena. El mismo establece que si se realiza una compra que representa más del 1% del ingreso anual, entonces la misma no puede ocurrir sin antes pensarlo por lo menos durante un día.

La novena recomendación se centra en solo llevar las tarjetas que se necesitan y no todas las disponibles. Mientras que esto puede generar que nos perdamos algún descuento, a fin de cuentas, simplifica la posibilidad de seguir el registro de las cosas compradas y evita la realización de compras por impulso -las cuales suelen suceder la mayoría de las veces por descuentos especiales-.

En último lugar está una de las más importantes, que es la de pagar todas las deudas a tiempo. Los intereses suelen ser lo que más plata se lleva del ingreso, con algunas entidades cobrando cuotas exorbitantes por pagar tan solo un día después del vencimiento. Por eso es importante tener en mente cuando se vence alguna tarjeta o alguna deuda y pagarla sin dudar, ya que después terminará siendo más caro.

Imagen de TheDigitalWay en Pixabay

https://www.cronista.com/finanzas-mercados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: