Con los ojos de Cristo

José A. Medina M. –El actor norteamericano Bruce Marchiano quería ver el mundo a través de los ojos del personaje que estaba representando.

Por tanto, mientras se preparaba para el papel de Jesús en una presentación del Evangelio de Mateo, oró: “Señor, muéstrame cómo se ve todo a través de tus ojos”.

Esta oración fue contestada un día que Marchiano estaba filmando la condena que hizo el Señor, lleno de dolor, sobre las ciudades impenitentes de Corozaín y Betsaida (Mt 11, 20-22).

El actor empezó a llorar incontrolablemente, mientras miraba la gente a su alrededor. Dijo que: “veía a las personas viviendo sus vidas de una manera que Dios no planificó.”

Comparó su reacción con la que los padres podrían sentir, si vieran a un niño de 2 años, cruzar la calle, mientras se acerca un camión.

Marchiano se dio cuenta de que la compasión no es sólo sentir lástima por la gente, es una congoja tan intensa que lleva a actuar.

Cuando Jesús caminó entre las personas, las vio como ovejas sin pastor: espiritualmente ignorantes, sin esperanzas, perdidas eternamente. Movido por la compasión, les enseñó y usó su poder sobrenatural para satisfacer sus necesidades. (Mt 9,35)

¿Vemos a la gente con los ojos de Jesús? ¿Nos mueve la compasión, no sólo un asomo de lástima, sino una profunda reacción que lleva a la acción?

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: