CUÍDATE DEL FINGIR

“Estamos tan acostumbrados a disfrazarnos para los demás, que al final nos disfrazamos para nosotros mismos.”FRANÇOIS DE LA ROCHEFOUCAULD

Mientras permaneces en esta dimensión, en esta vida que se te permite estar debes preocuparte gracias a tu autoconocimiento el saber realmente quien eres, a saber cuáles son tus fortalezas y debilidades, cuál es tu verdadera autenticidad.

Evitar que otros te manipulen, que actúen en favor de los intereses de ellos, a fingir un comportamiento que no es el tuyo, a ser siempre autentico a tener presente lo que muy bien comenta Miguel Ruiz de no fingir ser lo que no eres.

Eres lo que crees que eres. “¿Qué crees que eres?”

Si utilizas tu conciencia, verás todo lo que crees y es así como vives tu vida. Tu vida está totalmente dominada por el sistema de creencias que aprendiste. Cualesquiera que sean tus creencias están creando la historia que estás experimentando. Lo que crees sobre ti mismo no es real y no es importante, a menos que quieras crear una historia mejor para ti.

Agrega en su escrito Miguel Ruiz que la palabra constituye tu poder de creación y ese poder puede utilizarse en más de una dirección. Una dirección es la impecabilidad, en la que la palabra engendra una preciosa historia; tu cielo personal en el mundo. La otra dirección es la del uso erróneo de la palabra que destruye todo lo que te rodea y crea tu infierno personal. Nada puede existir sin la palabra, porque la palabra es lo que utilizamos para crear todo lo que conocemos.

Hace énfasis en indicar, que no utilizarás tu conocimiento contra ti mismo, lo que significa que tu voz del conocimiento no utilizará la palabra para juzgarte, declararte culpable y castigarte. Tu mente es tan poderosa que percibe la historia que tú mismo creas. Si creas juzgándote a ti mismo, entonces creas un conflicto interior que no es más que una pesadilla. Ser impecable con tus palabras significa realmente no utilizar nunca el poder de las palabras contra ti mismo.

Agrega Ruiz, cuando eres impecable con las palabras, nunca te traicionas a ti mismo. Nunca utilizas las palabras para chismorrear sobre ti mismo, ni para esparcir veneno emocional contando chismes sobre otras personas. El chismorreo es la forma principal en la que la sociedad se comunica, y aprendemos a chismorrear por acuerdo.

Definitivamente, considérese como hace referencia trazadoresdelanada.wordpress.com,,que el fingir no deja de ser una forma de mentir, y fingimos por falta de confianza en uno mismo. Pensamos que no gustaremos al otro, que no seremos aceptados en un grupo por ser diferentes o que nos despreciaran y humillarán por ser de la manera que somos. Y luego adoptamos conductas que nos hacen sentir incómodos y que oprimen nuestros verdaderos gustos e intereses. Aquí es donde nacen las personalidades estándares, prefabricadas y superficiales.

Fingiendo estás viviendo una vida que no es la tuya. Dices tener unos intereses que en realidad no te interesan. Y todo es mentira y superficial. Yo creo que eso te deja vacío (en el mal sentido) e incompleto

Se siempre autentico, se tu mismo.

Exatec- Egade

Fuentes debidamente señaladas

Docente

carmorvane@gmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: