Diputados del PSUV exigen a Chávez cambios profundos

Pedro Pablo Peñaloza. El Universal.«Aquel que se inclina ante el hecho consumado no es capaz de enfrentar el porvenir». Con esta cita de León Trostky a modo de epígrafe, un grupo de diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela redactó una carta de 19 páginas por medio de la cual expresan al presidente Hugo Chávez su preocupación por la «emergencia» que sufre la revolución.

El documento fue recibido en Miraflores el pasado 3 de diciembre y en él, tal como lo expresan sus autores, se manifiestan «críticas y autocríticas a la marcha del proceso», además de incluir propuestas para superar la crisis.

«Es mucho lo que se ha realizado y también lo que se ha querido y ordenado hacer. Pero es también una verdad que los niveles de insatisfacción popular crecen y ello podría traducirse en nuevas pérdidas de espacios sociales, electorales y políticos», escriben entre otros los legisladores Eustoquio Contreras (Guárico), Tirso Silva (Caracas), Lelis Páez (Vargas), Henry Tachinamo (Anzoátegui), José Ernesto Rodríguez (Portuguesa), Isrrael Sotillo (Carabobo) y Roberto Quintero (Zulia). Este último, por cierto, juramentado el jueves magistrado suplente de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia.

Graves males

Los parlamentarios advierten que en estos momentos el proceso «registra un cúmulo de deficiencias con características de graves desviaciones de los planes iniciales del proyecto».

«Los enunciados de enmienda y rectificación no trascienden la retórica (…) esta realidad cobra más fuerza en el gentilicio bolivariano, cuando en sus crecientes críticas ya no excluye al líder del proceso de las fallas de la revolución», destacan los representantes.

Los asambleístas, con raíces profundas en la izquierda venezolana, revelan al mandatario nacional su inquietud por «el deterioro ético de los cuadros dirigentes de la revolución».

Alzando la voz para exigir cambios profundos en el gabinete ejecutivo, señalan que «los constantes enroques ministeriales, la rotación de altos funcionarios y la dualidad de funcionarios en tareas concurrentes de gobierno y de dirección política partidista» impiden derrotar la corrupción, la ineficiencia y el burocratismo.

A once años de revolución, los diputados concluyen que «la estructura del Estado permanece intacta, favoreciendo prácticas clientelares, burocráticas y corruptas». Igualmente, cuestionan la «inconsecuencia de los equipos gerenciales y técnicos de la burocracia estatal», que contarían con «la protección de dirigentes muy cercanos al presidente Chávez».

Turbulencia adentro

En la misiva se establece un juicio al PSUV. Le acusan de «no promover una nueva cultura ética para la militancia, donde reine la libre discusión, la democracia interna y un verdadero sistema de formación política e ideológica».

Mientras la cúpula roja elogia las virtudes de sus primarias, los legisladores alertan a Chávez: «se ha hecho regla que para salir favorecido se debe estar apadrinado por ministros, gobernadores y alcaldes y la complacencia de miembros de la dirección del PSUV, que cada vez esconden menos sus apetitos grupales».

Los resultados del 26 de septiembre también merecen una reflexión por parte de los parlamentarios. Ante la «pérdida significativa» del predominio chavista en zonas clave del país, ofrecen esta interpretación: «la afectación de la vida cotidiana de la gente en hechos tan relevantes como la crisis eléctrica, la inseguridad, la ineficiencia, la corrupción (caso Pdval), la inflación y el estado insoportable de la vialidad ha promovido un creciente descontento en los sectores populares».

Los autores de esta carta solicitaron una reunión con Chávez. Esperan respuesta.

http://www.eluniversal.com/2010/12/12/pol_art_diputados-del-psuv-e_2133267.shtml

A %d blogueros les gusta esto: