Docente: influencia y participación

“Los fracasos en las corporaciones demandan cualidades de líderes en cada miembro del personal, que catalicen el entusiasmo, estimulen la toma de decisión de asumir riesgos y la innovación”.
Warren Bennis

El mal líder es aquel a quien la gente desprecia.
El buen líder es aquel a quien la gente alaba.
El gran líder logra que el pueblo diga: «Lo hicimos nosotros».

Lao-Tse

Generalidades

Preocupa seriamente el notar como ha decaído en las universidades el rol del docente que en muchas, son de comportamiento pasivo, pocos creativos, innovadores y sobre todo incapaces de influir en el aprendizaje, intercambio de ideas, que den paso a nuevos conocimientos, modelos, soluciones que colaboren con los serios problemas que afronta tanto la educación superior como los problemas nacionales.

Mucha de la planta de profesores de las universidades están integradas por personas que ocupan el cargo de docente avalados con la selección, amistad, compromiso político, rol familiar que por excelencia académica. Todo ello ha generado un decaimiento en la docencia, vislumbrándose en la formación de los profesionales que salen de las aulas, así como la ausencia de perfiles de profesionales definidos de acuerdo a las características que los actuales escenarios demandan.

Es inaudito, que muchas universidades no se han identificado con el alcance, las exigencias de la Sociedad del Conocimiento en el presente, y no se haga uso de la informática, internet, aulas virtuales, que favorezcan la investigación, la recolección de fuentes de información actualizada , el debate, que permita que surjan conocimientos más puntuales y acorde al comportamiento del avance las ciencias en la realidad presente.

Se necesita de un nuevo cambio en la dinámica de participar como docente en una aula de clase, en el que , el docente debe ser un verdadero facilitador, que conlleve a que los participante en su clase tengan una actividad dinámica de intercambio de conocimientos, de aportaciones a realidades que demandan soluciones y en donde, el docente influya en el participante a realizar investigaciones, ayudándose de internet, informática, de tal forma que proporcione datos que ayuden a iniciar debates que se concreticen con resultados, en donde lo investigado colaboró en ello.

No se puede permanecer estático, pasivo ante los constantes cambios que los escenarios generan en todas las disciplinas, se debe proporcionar los conocimientos que permitan afrontarlos, ser más prácticos, dar paso a que los participantes se adentren en ellos y se les influya de tal forma, que colaboren con sus propuestas en soluciones asertivas . Se deben propiciar conocimientos actualizados, avalados con el análisis de su alcance y repercusiones, de acuerdo a las características del escenario en donde se actúa.

Es alarmante pasar por algunas aulas universitarias, aun en postgrados y encontrar docentes, que todavía desperdician el talento, capital humano de sus participantes, utilizando una pedagogía que no corresponde a la realidad, dictando notas que los participantes copian textualmente, porque con ello garantizan una buena calificación al repetirlas en alguna prueba establecida. Da tristeza al notar como algunos docentes, monopolizan sus clases, siendo el único autor que proporciona los conocimientos, evitando diálogo, aportaciones, producto del intercambio de ideas.

Preocupa como muchos docentes se anclan en los exámenes tradicionales, en donde las preguntas que se hacen, simplemente, consisten en repetir conceptos, limitados por un tiempo establecido y con poca aplicabilidad a la realidad práctica. Sistema que ya debiera desaparecer de las aulas tradicionales y dar paso a nuevas evaluaciones con asignaciones de trabajo que involucre investigación y de oportunidad de opiniones, críticas, aportaciones que realmente garanticen que los conocimientos debatidos son manejados correctamente por el participante.

Es necesario, que el docente sepa influir en la motivación del participante en su aprendizaje, debatiendo temas de actualidad, temas que propicien enriquecimiento en su crecimiento personal, profesional , inciten al diálogo, que las clases sean talleres dinámicos, una verdadera alquimia de saber que conlleve a un nuevo modelo de aprendizaje en beneficio de todos.

Es muy válido lo que recomienda el pedagogo italiano Francesco Tonucci, que consideremos, que los conocimientos ya están en medio de nosotros: en los documentales, en internet, en los libros. La universidad, las escuelas, deben enseñar utilizando un método científico. Ya no se puede creer en la postura dogmática de la maestra que tiene el saber y que lo transmite desde una tarima o un pizarrón mientras los alumnos (los que no saben nada), anotan y escuchan mudos y aburridos. De esa forma se aprende a callarse y muchas veces es para toda la vida. Se pierde curiosidad y actitud crítica.

Consideraciones y sugerencias

En el caso de la realidad educacional venezolana, especialmente en las universidades, tema que analizamos, debe definitivamente cambiar radicalmente la manera de seleccionar a quienes desempeñarán su rol de docente, siendo las autoridades universitarias más selectivos en quienes integrarán la planta de docente, con un aval académico que les permita integrarse, además de vocación de servicio, entusiasmo, motivación, influencia, generación de conocimientos, actualización y aplicabilidad, y contar con una buena formación en lo que la investigación científica exige para alcanzar resultados favorables.

No se puede contratar a personas sin preparación académica, sin saber desempeñar el rol que el presente exige, con docentes proactivos, creativos, innovadores que utilizan adecuadamente el talento, capacidad de sus participante con nuevos métodos de aprendizaje, renovadores, liberados de lo tradicional, que permita saber integrar a todos los actores involucrados a fin de que surja un nuevo paradigma de la educación sabiendo utilizar las herramientas modernas que se han generado y han propiciado avance, como todo lo que la informática propicia.

No se puede tener en las aulas de clases a docente que llenen de contenidos a sus estudiantes, hay que propiciarle que estos den paso a su potencialidad creativa, innovadora, que se les sepa escuchar lo que ellos ya saben, y que propongan métodos interesantes para discutir el conocimiento que traen de sus escuelas, casa, Internet, de los documentales televisivos.

Que se origine nuevos sistemas de evaluación que permita a que todos puedan demostrar su aprendizaje y al mismo tiempo evalúan que también lo han hecho los docentes en función de los resultados obtenidos.

Comparto la idea, que los docentes deben valorar el conocimiento, la historia familiar que cada persona trae y que de ella se puede obtener mucha información que podría ayudarle en un aprendizaje adecuado, cuando se detectan sus debilidades y fortalezas.

Es necesario, que el docente esté actualizado y actúe de acuerdo a su aquí y ahora, se identifique con las necesidades y realidades del presente, que se desancle del pasado, en no perder tiempo en lo que otros nos han legado y que ya no tienen vigencia, Trabajar sobre temas del presente, problemas actuales que deben solucionarse, desde luego, ello propiciara nuevos conocimientos.

Debe el docente moderno, estar muy atento, en proporcionar herramientas que den paso a nuevos métodos de trabajo e investigación científica, se fomente el conocimiento crítico y se aprenda a cooperar y trabajar en equipo, que mantenga siempre la motivación de estar atento a todos los acontecimientos que se presentan y estar dispuestos en afrontarlos con los conocimientos propicios.

Debe el docente en saber influenciar en sus alumnos el interés por ser auténticos, de exponer sus inquietudes, trabajar en ellas, lograr una verdadera cohesión de ideas en base del análisis, discusión y todo aquello que permita el que aporten ese talento que hoy se requiere, para volver a rescatar la educación y se genere una nueva metodología de aprendizaje que favorezca a todos.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: