EE.UU. tiñe de rojo bolsas del mundo

Así, el Dow Jones, el índice que refleja el comportamiento de las 30 principales compañías que cotizan en la Bolsa de Nueva York, registró un declive de 3,22%, con 26 acciones a la baja. La Bolsa de Sao Paulo, principal plaza de Latinoamérica, culminó la jornada con una caída de 7,34% y México un descenso de 4,34%, mientras que en Europa, las bolsas de Madrid, Londres, Francfort y París registraban declives de entre 1% y 3%.

Las señales de que Estados Unidos, principal locomotora del crecimiento global, disminuirá el consumo y por tanto impactará las exportaciones de países latinoamericanos, asiáticos y europeos, aumentaron una vez que las órdenes de compra de bienes industriales cayeron 4% en agosto respecto a julio. Al mismo tiempo, el número de personas que recibieron subsidio por desempleo subió a 3,59 millones en la semana terminada el 20 de septiembre, la mayor cantidad desde 2003, informó el Departamento de Trabajo. Bruce Kasman, economista jefe de J.P. Morgan, afirmó a Bloomberg que «los márgenes de ganancias vienen bajando desde hace cierto tiempo y las empresas están cada vez más sensibles a las repercusiones de esos descensos’. Desde su punto de vista «aun si el Congreso de Estados Unidos aprueba un programa integral de ayuda para los bancos, «las reducciones de gastos y contratación se intensificarán’.

El Fondo Monetario Internacional afirmó en las conclusiones de un estudio comparativo sobre las crisis financieras, que «la probabilidad de una pronunciada desaceleración en Estados Unidos» es «fuerte», mientras que la zona euro está «algo más protegida de un brutal repliegue» económica, reseñó AFP. «Al comparar el actual episodio de tensión financiera con episodios anteriores, se observa que persiste una probabilidad importante de que se produzca una fuerte desaceleración en Estados Unidos», señaló el informe del FMI. La crisis desatada por créditos hipotecarios, entregados a personas de bajo historial y empaquetados en bonos que habitan en los balances de bancos de todo el mundo, mantiene restringido el crédito.

En Londres, las tasas de financiamiento en dólares a un día oscilaban entre 2,5% y 3,5%. La tasa subió a un máximo de siete años y medio en torno a 9% esta semana, cuando los bancos debieron luchar para conseguir fondos de cara al fin de mes. La tasa a tres meses se ubicaba entre 3% y 5,5%. El miércoles, las tasas Libor a este plazo en dólares rondaron 4,15%, su mayor nivel desde enero. El presidente de Estados Unidos, George Bush, afirmó que el financiamiento para los pequeños negocios está prácticamente congelado, y que es muy necesario que la Cámara de Representantes apruebe el paquete de rescate económico. «Este problema ha trascendido claramente Nueva York y Wall Street.

Es un problema que afecta a la gente trabajadora», dijo Bush en su 14º llamado en los últimos 15 días, para que los congresistas aprueben el plan. El proyecto, que contempla la adquisición por parte del Estado de certificados de garantía de hipotecas con problemas ya recibió la aprobación del Senado, pero necesita que la Cámara de Representantes le dé el visto bueno en la votación de hoy. Del otro lado del Atlántico, los líderes de las principales economías europeas -Gran Bretaña, Francia, Alemania e Italia- se reunirán el sábado en París para discutir la crisis financiera y una propuesta holandesa para crear fondos nacionales de rescate bancario por un total de 380.000 millones de euros.

Fuente: www.portafolioexpress.com

A %d blogueros les gusta esto: