El 23E: el comienzo del fin

Este 23 de enero señala es el comienzo del fin de la dictadura socialista instaurada en Venezuela,.El fin de la represión y la violencia: ahora sumamente debilitados, difícilmente se atrevan a reprimir las manifestaciones públicas, en el pasado violando la constitución y las leyes de la Republica encarcelaron a diferentes dirigentes opositores y reprimieron salvajemente las manifestaciones, ahora,al contrarió, encarcelan a miembros de SEBIN por a verse atrevido a detener al presidente encargado de la Republica Juan Guaido, por miedo a una intervención de la comunidad internacional, a partir de ese día las manifestaciones podrán y deberán ser pacificas, con respeto a la propiedad pública y privada, procurando preservar los pocos bienes que aún quedan en pies.

El fin de la intolerancia, de la  persecución ideológica: se recibirán con los brazos abiertos a todo aquel militar o civil que decida acogerse a la ley de amnistía aprobada por la AN. El nuevo gobierno velara porque se garanticen los derechos del chavismo a la participación y  activismo político, de sus propiedades legítimamente adquiridas y de sus vidas, como unas de sus principales deberes y obligaciones, porque es necesario crear de inmediato un clima de paz, basada en el respeto y fraternidad y empezar de inmediato activar las producción y la productividad nacional.

El fin del socialismo, de la pretensión de poner las empresas y negocios en manos de gobierno, de las expropiaciones, la persecución y hostigamiento de la empresa privada, del inicio del modelo económico chino, de transferencia sistemática de bienes en manos del Gobierno al sector privado de la economía, De un escrupuloso respeto a la propiedad privada y el decreto de incentivos a la inversión privada nacional e internacional. 

El fin del aislacionismo de nuestros aliados naturales los EE.UU, los restantes países del continente y de la UE. De los cuales podremos obtener no solo donaciones e inversiones privadas en los inmensos montos que el país requiere, sino también préstamos del FMI, en condiciones favorables para empezar de inmediato a mejorar la calidad de vida sumamente deteriorada de los venezolanos.

El fin de los gobierno de poderes ilimitados, empezando constitucionalmente, a transferir poderes del Estado a los ciudadanos, los estados y los municipios para evitar que experiencias autoritarias y dictatoriales se puedan repetir en el país y blindarnos en ese sentido.Capitalismo y gobiernos de poderes limitados para Venezuela.

Raúl Zapata C.i: 3.669.126. Contador Público: Universidad de Oriente. UDO. Posgrado en Estudios Avanzados en Gobernabilidad y Gerencia Política: Universidad Católica Andrés Bello. UCAB. U. George Washington. Diplomado en mercadeo, curso de Sicología positiva: U. Metropolitana, [email protected] Telf. 0414-815.1929 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: