El Abogado On Line

AB IMO PECTORE
EL ABOGADO ON LINE

El titulo del presente artículo dice relación con la aparición en Venezuela, el pasado 31 de mayo, de un portal virtual, página web, web site o como se le quiera llamar; denominado venjuris.com. Este sitio surge, según sus creadores, para cubrir la necesidad de asesoría jurídica en línea que existe en Venezuela.

Para “los insuficientes”, como los llama Ibsen Martínez, se requiere poseer una computadora adecuada y estar conectado a Internet para poder “accesar” la página en cuestión.

Este es un servicio que presta el Escritorio Jurídico Johnson Cato & Asociados con sede en Caracas (Centro Comercial Mohedano, Urb. La Castellana) y con el lema o slogan “Ahora la vida es más sencilla”. En otras palabras, para toda aquella persona que posea una computadora con conexión a Internet (y que no sea un “Insuficiente”), que requiera los servicios de un Profesional del derecho, para evitarse colas de tráfico, pago de gasolina, estacionamiento, etc., en lugar de dirigirse al Escritorio del Abogado, puede perfectamente desde la comodidad de su hogar u oficina, a través de la computadora realizar una serie de trámites.

Este sistema, en principio (ya veremos porque que en principio), es sumamente interesante y era extraordinariamente extraño que a nadie se le hubiese ocurrido implementarlo.

Venjuris.com está integrado por cuatro aéreas o espacios en donde hacer “click.” La primera de ellas es, la denominada “Operaciones Jurídicas”, la cual por su importancia y por ser la causante que dijimos “en principio” anteriormente, será tratada en última instancia.

Existe un área que se denomina “Información Jurídica,” la cual es totalmente gratuita y podríamos considerar como “el anzuelo” de la página, en la cual se encuentra legislación venezolana, jurisprudencia, foros legales on line, Universidades Venezolanas con sus programas de pregrado y postgrado, páginas web de Colegios de Abogados de Venezuela, artículos de opinión, el Tribunal Supremo de Justicia, etc.

La tercera área o espacio denominado SODOL (Sistemas de Distribución de demandas on Line), de gran utilidad para los Abogados que ejercen en Caracas (se promete ampliar cobertura a todo el país) en la que el interesado podrá encontrar en forma actualizada diariamente, todas las demandas que se efectúan en Caracas en los tribunales de primera instancia civil, mercantil, tránsito, trabajo y menores a través de los juzgados distribuidores. Este tipo posee una oferta de lanzamiento gratuito hasta finales del mes de junio, y luego comienza a cobrarse al usuario inscrito, la suma de cien mil bolívares mensuales. (De los viejos…)

La última área se denomina: “Ayuda Técnica o Soporte. La misma hace referencia al soporte o la ayuda que le brinda venjuris.com relacionada con las tres áreas descritas, por ejemplo; cómo paga, quién recibe la información, en qué tiempo se realiza la operación, cómo suscribirse, cómo contactar al abogado, etc.

Habíamos señalado anteriormente que, en principio, el sistema nos parecía importante y maravilloso y que, además, era lógico que en la llamada era de la informática apareciese algo similar a lo comentado. En el espacio “Operaciones Jurídicas”, el Internauta puede realizar o consultar una diversidad de operaciones legales, casi todas sencillas y referidas entre otras a: constitución de sociedades civiles y mercantiles, contratos de compra venta, de alquileres, de permuta, comodato, justificativos de solterías, inscripciones de patentes y marcas, poderes, etc.

Todo esto, desde la comodidad del hogar o de la oficina está suficientemente acorde con la era en la que vivimos; lo que si sería objeto de estudio y reflexión, viene determinado por las declaraciones que ofrece uno de los directivos de firma, John Johnson, quien señaló: “… las tarifas que aplica Venjuris se sitúan de 60% a 70% por debajo de las que manejan los abogados en el país, e incluyen el pago de estampillas, timbres fiscales, costos de registro y honorarios (El Nacional, p/7, 09.06.2000).

¿Estamos en presencia de violaciones al Código de Ética del Abogado Venezolano y del Reglamento de Honorarios Mínimos? ¿Competencia desleal? ¿Qué hace la directiva de la Federación de Colegios de Abogados de Venezuela?

A esta última pregunta, voy a responder yo mismo y desde ya: NADA. Lejos de tratar de proteger al Abogado, se dedican a realizar todo tipo de actividades totalmente ajenas a su verdadera labor: “El Abogado on line” constituye, en la forma que lo han planteado venjuris.com, un verdadero atentado para la mayoría de los colegas que devengan su sustento diario (única y exclusivamente) del ejercicio de su profesión y en la cual, las Operaciones Jurídicas” juegan un papel muchas veces determinante en la misma. Cerrado el espacio.”

Esta figura del Abogado on Line, está sumamente avanzada y se practica con cierta regularidad en España, en donde podemos encontrar, tanto en los Diarios como en las Páginas de Internet, el anuncio de los mismos.
Los Abogados Online surgen conscientes de que algunas personas, por diferentes motivos, ya sean laborales, familiares, de lejanía… les resulta imposible encontrar tiempo para poder personarse en un despacho, y por lo tanto, ofrecen la posibilidad de realizar determinados asuntos por Internet; y ello respecto a unos concretos y limitados asuntos que, por sus características, permiten realizarlos por este medio, sin que quede mermada la calidad del servicio.

Es una nueva modalidad para la prestación de servicios jurídicos, que cada día tiene mayor alcance a nivel mundial. En Venezuela, ya hay una tendencia creciente de muchos bufetes o escritorios jurídicos, en colocar en su página Web, accesos a consultas jurídicas y redacción de documentos por vía de Internet.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: