El comercio con el imperio

A pesar de todas las malas relaciones políticas y diplomáticas entre Estados Unidos y Venezuela – que incluso parecen haber empeorado a lo largo del presente año – las relaciones comerciales no parecen estar particularmente malas.

En el transcurso de los nueves primeros meses del presente año las exportaciones venezolanas  hacia el país del norte han aumentado en un 23 % con relación a las ventas registradas durante el mismo período del año anterior. Han pasado de 8.172  millones de dólares, en el 2016 a 10.076 millones de dólares en el 2017, en el período de cada año ya mencionado.

dollar bill billeteDe las cantidades mencionadas, en el año 2016, el 95,5 % de las exportaciones venezolanas estuvo compuesto por petróleo o sus derivados. En los primeros nueve meses del año 2017, el 94,7 % de las exportaciones hacia Estados Unidos está constituido por petróleo. Solo el 5 % de las exportaciones, aproximadamente, en cada año, son exportaciones no petroleras.

Se puede decir, por lo tanto, con bastante base,  que el comercio venezolano norteamericano es fundamentalmente un comercio constituido, definido y condicionado por lo que sucede con el petróleo.

Hay que tener en consideración en todo caso, que las mayores ventas de petróleo a Estados Unidos no obedecen necesariamente a aumentos de las cantidades vendidas, sino a mayores precios unitarios del petróleo en el mercado mundial. Es dable suponer que la cantidad o el volumen exportado haya disminuido, pero esa disminución ha sido más que compensada con el mayor precio.

El segundo producto de las exportaciones venezolanas hacia Estados Unidos es el aluminio y el tercero es el metanol, que es un pariente no muy lejano de la explotación  petrolífera, producido por la industria petroquímica.

En materia de importaciones, Venezuela importó desde Estados Unidos, en los primeros nueve meses del 2016, bienes por  un valor de 4.003 millones de dólares. En el año presente, en el mismo período de tiempo, las importaciones han disminuido a 3.177 millones de dólares.

Tenemos, por lo tanto, la curiosa situación de que este año exportamos más, pero importamos menos, hacia y desde estados Unidos. La balanza comercial es claramente favorable a Venezuela.

Un último antecedente de interés. De todo lo que Estados Unidos nos vende, un alto porcentaje está constituido por derivados del petróleo y sus derivados: mil 131 millones de dólares en los primeros nueve meses del 2016 y 1.400 millones de dólares en el mismo período del 2017. Un 28 % y un 44 % respectivamente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: