El consumo de alimentos preparados ¡una oportunidad de negocio!

Al igual que en otros países, en Venezuela los patrones de consumo alimentario han cambiado significativamente en los últimos años, básicamente siguiendo las tendencias que con anterioridad se han manifestado en países como EEUU, Gran Bretaña, Francia y últimamente España, entre otros. En relación con el consumo de platos preparados o de conveniencia, Daniel Feliciano y Luis Miguel Albisu del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (2005), señalan que el mercado de platos preparados en España está en auge y que las experiencias de otros países indican que hay un enorme potencial en el futuro. Y que aspectos como la incorporación de la mujer al trabajo de la calle, el promedio de personas por hogar, el nivel educativo y el nivel de ingresos son determinantes en el consumo de alimentos de conveniencia.

Los alimentos de conveniencia pueden ser definidos como cualquier plato total o parcialmente preparado, en el que una significativa parte del tiempo de preparación, habilidades culinarias y energía aplicada han sido transferidas de la ama de casa al procesador de alimentos o al distribuidor. Estos platos preparados son un tipo de alimento de conveniencia que en nuestro país también esta registrando un elevado crecimiento en su consumo en los últimos años. Son especialmente útiles en aquellos hogares en el que todos los adultos trabajan fuera del hogar y que regresan al final del día, con pocas o ninguna ganas de cocinar pero, que al mismo tiempo, desean la comodidad, la tranquilidad y el ahorro que significa comer en casa.

Además de la carencia de tiempo para preparar una comida básica, muchos de los consumidores no poseen conocimientos culinarios; por lo que necesitan una comida preparada o, en el peor de los casos, alimentos semipreparados con lo cual se pueda hacer fácilmente una comida.

Los autores de la investigación identificados en el primer párrafo de este articulo y otros, han venido señalando que el factor más determinante para el crecimiento de este mercado es la incorporación de la mujer al trabajo fuera del hogar. Dejando claro, que no es tanto el trabajo en si mismo, sino más bien el estrés resultante de la percepción de escasez de tiempo, lo que influye en las pautas de consumo alimentario. Es decir, que la conveniencia está relacionada con múltiples aspectos, no solo con el tiempo empleado en la cocina, sino también con el tiempo y el esfuerzo (mental y físico) usado en la compra, el almacenamiento, la preparación y el consumo de alimentos, y hasta en el costo de oportunidad que cocinar representa.

Como ya fue dicho, el consumo de platos preparados ha estado aumentando en forma continuada en los últimos años, y se mantiene como uno de los segmentos del mercado más dinámicos y prometedores de la alimentación venezolana, con tasas de crecimiento muy halagadoras en las distintas categorías que componen este amplio mercado. Esta progresión no ha pasado inadvertida para los principales y grandes fabricantes del sector de la alimentación; no obstante, este articulo tiene el propósito de invitar a aquellos emprendedores empresariales a poner sus ojos o tomar posiciones para hacerse participes con una cuota de este mercado y situarse en un sector que, en opinión de los expertos tiene un fuerte potencial de crecimiento.

A %d blogueros les gusta esto: