El Contrato Pdvsa-Williams enciende polémica en Venezuela

El supuesto contrato entre la petrolera estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y la escudería Williams, para que el venezolano Pastor Maldonado fuera incorporado como piloto del equipo británico en el Campeonato Mundial de la Fórmula Uno, ha desatado todo tipo de reacciones entre los analistas deportivos, medios de comunicación y lectores que han tenido acceso a la información. El documento de 24 páginas colgado en la web, a través del portal ‘lapatilla.com’ y difundido por intermedio del diario venezolano ‘El Nacional’ – por intermedio del periodista Cándido Pérez – destaca en uno de sus apartes que es confidencial y especifica punto por punto como las dos partes: Williams Grand Prix Engineering Limited y Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) entablan una relación comercial para promover los productos y negocios de la estatal petrolera y la de promover un piloto (en este caso Pastor Maldonado) a través de su participación en la Fórmula Uno. El convenio también revela los montos a pagar por el Estado venezolano de acuerdo a las diferentes opciones suministradas por Williams para participar como sponsor del equipo en la F-1.

Con relación a la cancelación realizada por PDVSA, en el rotativo ‘El Nacional’ se destaca que la cifra anual que se canceló sería de unos 147 millardos de bolívares para el primer año, pero de acuerdo a las cifras que maneja ‘MOTOR’ -luego de analizado el supuesto contrato PDVSA-Williams– el análisis del periodista de ‘El Nacional’ quedó corto. Al contrastar las tres opciones de patrocinio ofrecidas por Williams con los logos y emblemas colocados tanto en el monoplaza como en la braga y gorras de los pilotos, PDVSA estaría utilizando la opción número tres -la alternativa full- lo que garantiza un erogación de las arcas del Estado de 28.000.000 libras esterlinas lo que se traduce en unos 44.800.000 dólares americanos y para el actual cambio oficial -por cierto regulado desde el 2003- sería de 192.640.000 bolívares fuertes (192,6 millardos de los antiguos bolívares).

Ahora bien, el convenio entre Williams y PDVSA tiene una vigencia de cinco años (hasta el 2015) y presenta un incremento del 5% anual, por lo que de participar Pastor Maldonado ese tiempo con la escudería Williams en la F-1 todos los venezolanos, lo apoyemos o no, debemos patrocinarlo con 247.548.280 millones de dólares (1.064.547.604 bolívares fuertes, cifra superior al billón de los antiguos bolívares).

En lo que sí está acertada la información de ‘El Nacional’, y es el sentir de muchos de los venezolanos, es que ese dinero se pudo traducir en obras de beneficio social como por ejemplo impulsar aún más la tan anunciada “Misión Vivienda”; humanizar verdaderamente las cárceles del país; mejorar los centros asistenciales que cada día están más deteriorados; reimpulsar el automovilismo deportivo venezolano o, por ejemplo, para mantener ese dinero dentro del ámbito de otras disciplinas deportivas y garantizar a un importante grupo de atletas la posibilidad de becas de estudio y equipos para una masificación del deporte más allá de una polémica nueva Ley.

Otro elemento considerado, y algo que nadie niega, son las cualidades de Pastor Maldonado como piloto para estar en la F-1; pero la salida del alemán Nico Hülkenberg del equipo de Frank Williams -después de participar una temporada con el equipo de Grove y sumar 22 puntos con el adicional de una pole position- fue netamente económico. Hasta ahora ninguno de los pilotos que debutaron este y el año pasado en la Fórmula Uno ha cancelado una cifra similar, para estar en un equipo de la categoría reina del automovilismo. En los pits se ha indicado que en promedio se estaría manejando una cifra entre 10 y 15 millones de euros para tener posibilidad a un asiento por una temporada en un monoplaza.

Fuente: http://www.guiamotor.com/flashmotor/Noticias.aspx?Fecha=7/13/2011

A %d blogueros les gusta esto: