El corona-virus y la transformación digital

Si antes del corona-virus todavía quedaban voces que dudaban de la importancia de la comunicación digital, en la actualidad el debate prácticamente carece de sentido. Con el confinamiento y la distancia social como medidas centrales para frenar la pandemia, la población ha recurrido en masa a herramientas 100% online para satisfacer sus necesidades de consumo, entretenimiento o información. En este sentido podemos afirmar que en el nuevo contexto en el que vivimos, la comunicación 2.0 es clave para el funcionamiento de las sociedades modernas.

Uno de los ejemplos que mejor refleja este nuevo paradigma son las videollamadas. Si antes se usaban ocasionalmente, ahora forman parte de nuestra cotidianidad. Facetime, Whatsapp Video, Google Hangouts o Zoom son algunas de las herramientas que más han crecido este año especialmente impulsadas por el teletrabajo. Zoom ha sido la que ha experimentado un mayor crecimiento, pasando de 10 millones de usuarios a finales del 2019 a más de 300 en el primer trimestre de 2020.

Y es que la llegada del coronavirus y la distancia social han incrementado considerablemente la necesidad de buscar nuevas formas de comunicarse, consumir y entretenerse desde casa. Por ejemplo, los españoles estuvieron conectados hasta 79 horas semanales durante el confinamiento. Por redes, el tiempo de uso en Facebook creció un 46%, el de Instagram un 34% y el de Twitter un 23%. Pero el protagonista indiscutible del año está siendo TiktTok, captando un 60% más de usuarios en comparación a 2019. En cuanto al consumo de información, la tendencia indica que el presente y futuro de los medios está en los formatos digitales: la consulta de noticias en internet aumentó un 40% durante el confinamiento mientras que la prensa en papel cayó un 32%.

En este contexto y a diferencia de anteriores crisis en las que los departamentos de comunicación eran los primeros en sufrir recortes, en esta ocasión el tejido empresarial está acelerando notablemente su presencia en formatos online. Según Marc Torrens, director del Master of Science in Business Analytics de ESADE, “la crisis del Covid-19 nos ha situado de forma rápida e intensa en un escenario VUCA (volátil, incierto, complejo y ambiguo) y para nadar en él la digitalización es un elemento imprescindible”.

Según datos proporcionados por la Consultora Gartner, el 61% de las empresas lanzó campañas durante el confinamiento y el 77% de los encuestados por CoolTabs afirmó que éstas ayudaron a sobrellevar la situación gracias a sus mensajes positivos y de refuerzo. Y es que las empresas que han adaptado su estrategia a la situación actual han visto reforzada su imagen frente a los consumidores. Por ejemplo, Nike generó más de 100.000 publicaciones en pocas semanas por parte de aficionados, profesionales y estrellas del deporte con su acción #playinside #playfortheworld. En todo caso y más allá de las grandes marcas, la inmensa mayoría de empresas ha incorporado en tiempo récord multitud de soluciones digitales para adaptarse a la pandemia: venta online, publicidad online, reservas online, redes sociales, grupos de Whatsapp, campañas, etc. Así las cosas, esta crisis está acelerando la digitalización del conjunto de la economía: desde la restauración hasta la industria, el fenómeno es transversal y continúa expandiéndose. En este sentido, del éxito de este proceso dependerá parte de nuestra competitividad y relevancia económicas en los próximos años.

Este articulo apareció en marketingdirecto.com, escrito por Olga Barbosa, Communication & PR Manager, Agencia AMANO

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: