El gusto de viajar en una buena Empresa Aérea

Por mis actividades, me veo en la necesidad de estar viajando continuamente y esta experiencia me permite conocer el protocolo de los aeropuertos bastante bien y, lógicamente, ir tomando conocimiento de las diferencias en cuanto a la atención y servicio que se dan en los mismos, como también en las diferentes líneas aéreas a tal punto que uno sabe al menos en que aerolíneas no viajar.

La llegada al aeropuerto como siempre con los controles del caso y ver cómo opera el sistema en general, como siempre pude observar a las empresas de taxi que operan dentro del aeropuerto ya que tenía tiempo después de chequearme en el counter, còmo se festinan con los turistas extranjeros mayoritariamente, cobrando tarifas en dólares fuera de lo usual y lo bien organizados que están estos individuos para engatusar a los turistas, situación que definitivamente rebota a nosotros, con una pésima imagen que desde un inicio, se va dando cuenta el viajero, ya que tontos no son y en algún momento descubren la estafa o el engaño como queramos llamarle. Y lo peor del caso, amparados bajo la cubierta de nuestro principal Aeropuerto y con la complicidad tácita de malas autoridades incluyendo a la PNP que opera en el mismo.

A la hora de pasar a la sala de embarque, después de entrar por el control personal, todos podemos apreciar que existe una gran caja de vidrio donde se deposita todo lo que se decomisa a los pasajeros, quienes con pena y cólera, se ven obligados a entregar. En estos momentos pregunté a la señorita que me había revisado, a dònde iban a parar todos estos objetos de valor, siendo su respuesta después de sentirse confundida por mi pregunta, que a la Municipalidad de El Callao. Le volví a preguntar cuál era el uso final con todas esas cosas, a lo que no supo darme respuesta. Entonces le pedí, me comunicara con el Supervisor de esta empresa extranjera que maneja y opera nuestro primer aeropuerto, quien al llegar me mirò con ojos sorprendidos por el hecho que un usuario ose llamarlo. Y me dijo: ¡DÌGAME!, después de saludarlo con un buenas tardes en forma muy correcta y cordial, debe haberse dado cuenta de su forma incorrecta de atender un pasajero y me devolvió el saludo. Al hacerle la misma pregunta de dónde iban todos estos objetos, me dijo que a la Municipalidad de Lima (¿?) Por no dejar mal a la señorita que me atendió primero, que dicho sea de paso se puso muy nerviosa, me dijo también que ellos no sabían qué se hacía con eso al final y si quería más información, que entrara a la Pág. Web de la empresa. Le volví a preguntar por qué no se hacía firmar un acta a la persona que había sido despojada de su bien y, a su regreso en caso lo hiciera, podría recogerla. Y me contestó que ese no era el sistema ahí. Sin más que decir, seguí mi camino a la Sala de Espera, pensando que había obtenido dos respuestas diferentes sobre una misma pregunta, lo cual me pareció muy raro.

La atención en el vuelo que lo hice con escala en Panamá, destino final Miami y viceversa en la línea aérea Copa Airlines el 26-4-2012 y retorno el 09-5-2012, fue muy cordial y agradable. La comida buena y el personal a bordo bien preparado y con mucha dedicación a su trabajo, sobre todo profesional. Los vuelos fueron excelentes y la calidad de operación de los pilotos de la nave al mismo nivel. Sinceramente me agradó mucho este profesionalismo.

Sin embargo, algo que llamó mi atención en los vuelos: fue que a la hora de comer, me diera con la sorpresa de encontrar cubiertos de metal, como podrán apreciar en las fotos (ver en mi sitio Web: www.elcapitalhumano.com). Al preguntar al personal sobre esto y explicarles que tenía entendido que esto estaba prohibido, por el peligro que representan en caso de ataque o agresión y de cómo es posible si en los aeropuertos a la entrada a la sala de espera al avión te decomisan hasta un corta uñas. no supieran darme respuesta, pedí entonces me proporcionaran las Papeletas de Sugerencia y Reclamo de a bordo, para hacer alguna sugerencia. Me respondieron que no disponían y muy amablemente me pidieron, si quería una información al respecto, me dirija a la Pág. Web de la aerolínea. ¡Como cambian los tiempos, ahora todo es la WEB!

Algo que también llamó mi curiosidad, fue el hecho de ver en este tipo de avión, que los espacios para Salida de Emergencia habían sido modificados, para dar camino a dos asientos más para pasajeros: total negocio es negocio. No quisiera imaginarme lo que ocurriría, en caso de tener que usar estas puertas en momentos de tensión.

(*) Asesor Empresarial

Direcciones-E: [email protected] / http://www.elcapitalhumano.com/

A %d blogueros les gusta esto: