El mal humor de tu jefe afecta al resto de los colaboradores

oficina trabajo ambiente

Cuando estamos en la oficina podemos experimentar todo tipo de emociones, entre ellas el mal humor o enojo, las cuales no solo afectan tu desempeño del trabajo personal sino también el de tu equipo.

“No te desempeñas tan bien si estás de mal humor”, explica Sigal Barsade, profesor de Administración de la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania.

Te compartimos algunos tips para que evites que las emociones negativas impacten en tus actividades en la oficina.

“Hay una cierta parte de tu mente enfocada en lo negativo que carcome tu capacidad cognitiva y ni siquiera te das cuenta”, agrega.

Por otro lado, también las emociones positivas pueden contagiarse entre los colaboradores, ya que éstas pueden impulsar la productividad, la creatividad y una mejor toma de decisiones. Pero, ¿cómo evitar que las malas vibras se propaguen en nuestro lugar de trabajo? Te compartimos algunos tips:

Acepta la situación

La mayoría de las comunicaciones emocionales se producen a través del lenguaje corporal, la expresión facial y el tono, afirma Barsade.

Aunque fingir una sonrisa y simular un buen estado de ánimo —también conocido como actuar superficialmente— puede ayudar a cambiar las cosas inicialmente, pero puede tener algunos efectos a largo plazo.

Ser transparente sobre tu mal humor también es útil. Dile a tu equipo que tuviste una mañana difícil con tus hijos y luego te enfrentaste a un trayecto horrible y que necesitas unos minutos para recuperarte. Esto no solo evita que los trabajadores se preocupen acerca de si son la fuente de tu mal humor, sino que también establece un ejemplo de que está bien hablar de las emociones en el lugar de trabajo.

Que una manzana no «pudra» a las demás

Uno de los puntos clave para evitar que se contagie la ola de mal humor en la oficina es detectar la situación.

Si el líder o gerente observa a alguien que está enojado o frustrado debe acercarse al colaborador y tener una conversación para abordar el tema en privado, esto con la finalidad de proteger a los demás colaboradores.

La charla debe ser natural y enfocada al apoyo y ayuda que se le brindará al empleado.

“Los empleados respetan y aprecian que los gerentes presten atención a sus emociones. Demuestra que se interesan y los ven como personas”, señala Barsade.

Publicado en Tec Review

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: