Emen .- El precio del crudo de la OPEP se disparó el lunes un 4,5 % respecto al viernes, al situarse en 53,24 dólares por barril, su nivel más alto desde el 23 de julio de 2015, informó hoy el grupo petrolero con sede en Viena.

Sin embargo, el encarecimiento del barril de la organización fue ayer paralelo al de otros tipos de crudo referenciales, como el del Brent y el del petróleo de Texas (WTI), que terminaron la sesión de ayer a 55,69 y 52,83 dólares en Londres y Nueva York, respectivamente.

El valor del barril usado como referencia por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) subió con fuerza después de acordarse el sábado una reducción de la oferta mundial de "oro negro" en 1,758 millones de barriles diarios (mbd), volumen muy superior al esperado crecimiento de la demanda.

Los "petroprecios", que ya se habían fortalecido tras la limitación de la producción conjunta de los trece miembros de la OPEP en 32,5 mbd rubricada el 30 de noviembre en Viena, recibieron un nuevo impulso con la adhesión a ese pacto de once países productores ajenos a la organización.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) consideró hoy que si se cumpliera el recorte de producción pactado, en particular Rusia (de 300.000 bd), el mercado podría sufrir un déficit petrolero de 600.000 bd.

En su informe mensual sobre el mercado del petróleo publicado hoy, la AIE calcula que el crecimiento anual de la demanda mundial de crudo será en 2017 de 1,4 mbd, frente a los 1,2 mbd que pronosticaron los expertos de la OPEP en sus últimas estimaciones (noviembre), aunque mañana podrían modificar esa cifra en el informe correspondiente a diciembre.