Entes creados para reactivar la economía requieren efectividad

Las instancias tienen como finalidad estabilizar el abastecimiento

El Ejecutivo creó una serie de planes enfocados en frenar la inflación y contener la escasez

ANGIE CONTRERAS C. , ROBERTO DENIZ |  EL UNIVERSAL – Los problemas que enfrenta la economía nacional han sido atribuidos por el Gobierno a la llamada "guerra económica", para la cual se han creado un conjunto de organismos, planes y medidas con resultados poco favorables para problemas como la inflación y la escasez.

Pese a la poca efectividad de algunas medidas, el Ejecutivo nacional insiste en esa vía. Esta semana anunció la "Comisión de Inteligencia Económica", que incluirá a diversos organismos del área económica pero también al Sebin, reafirmando así el camino tomado a finales del año pasado.

Desde septiembre de 2013 se inició una revisión al esquema de asignación de dólares preferenciales, lo que derivó en la sustitución de la Comisión Nacional de Administración de Divisas (Cadivi) por el Centro de Comercio Exterior (Cencoex), así como en una mayor centralización de las importaciones públicas y privadas a través de Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex).

Comenzaba el camino de la "verificación del uso correcto" de las divisas que recibieron las empresas para la importación de insumos, materias primas y productos terminados; así como los dólares que se otorgaban para viajes, compras por Internet y remesas a estudiantes y familiares.

Para combatir la "guerra económica" el Ejecutivo también creó en 2013 el Órgano Superior para la Defensa de la Economía, a través del cual se aplicarían políticas para garantizar el abastecimiento de productos básicos y para reactivar la producción. El ex ministro de Transporte Acuático y también ex ministro de Alimentación, Hebert García Plaza, estuvo a cargo de ese organismo.

Posteriormente, en noviembre de 2013, el Ejecutivo creó el sistema de fijación de precios para todos los productos, donde se fijarían valores máximos y "justos". En paralelo, desplegó un operativo de fiscalización que derivó en rebajas generalizadas a los precios de productos de alta demanda durante la temporada navideña, tales como electrodomésticos, ropa, calzado y juguetes.

En enero de este año se promulgó la Ley Orgánica de Precios Justos en la que se estableció el tope de 30% en las ganancias de todos sectores de la economía nacional; se creó el contrato de "fiel cumplimiento" para el uso de las divisas; se extremaron las sanciones por los delitos de especulación, usura, boicot, acaparamiento y se penalizó la reventa de productos prioritarios para la población.

Sin embargo, tras un año de la creación de esas instancias, la inflación siguió en ascenso. Datos del Banco Central de Venezuela (BCV) indican que los precios escalaron 63,4% entre agosto de 2013 y el mismo mes de 2014. En alimentos el alza aún es mayor y llegó a 91% en el mismo período.

La escasez ha sido definida por los economistas como la más alta de la historia reciente. El último indicador del BCV reflejaba en abril 25,3% de escasez general y 22,5% en el caso de los alimentos.

Las consecuencias de las medidas adoptadas por el Ejecutivo han recaído sobre el sector productivo y el consumidor, cuyo acceso a los productos están cada vez más limitados. Sin embargo, los empresarios insisten en que los principales problemas no se han resuelto: retraso en la liquidación de divisas, trabas en la importación de insumos y materias primas para la producción, o desfase en el control de precios.

Fuente: http://www.eluniversal.com/economia/141109/entes-creados-para-reactivar-la-economia-requieren-efectividad

A %d blogueros les gusta esto: