Evite que la inflación merme su poder adquisitivo

No quedan dudas que enfrentar una situación inflacionaria, tiene consecuencias adversas para un país ya que este, se enfrenta a un freno en su crecimiento y a una merma progresiva del poder adquisitivo individual de la población, a través del precio de los productos que consumen.

Por tal razón, los economistas y los especialistas en finanzas recomiendan insistentemente en no tener ahorros más que los indispensables en la cuenta corriente, porque no son el mejor sitio para mantener los ahorros, ya que ninguna entidad compensa con intereses.

Las recomendaciones apuntan a que debería dejarse una cantidad limitada de dinero en la cuenta corriente para cubrir los gastos rutinarios y para disponer en el caso de emergencias o gastos inesperados. El resto de los ahorros debe usarse de forma de esquivar la afectación de la inflación.

La experiencia nos alerta, acerca de que no es necesario disponer más tres meses de salarios o ingresos en la cuenta corriente. Es decir, el dinero suficiente para hacer frente al gasto recurrente familiar e imprevistos; mientras que el resto se debería destinar a otros fines.

Por otra parte, la experiencia financiera nos dice que con el fin de evitar los efectos negativos de la inflación lo más conveniente es usar ese dinero restante en otros productos más rentables. La elección por uno u otro dependerá de varios factores, pero se pueden considerar o evaluar dos situaciones a saber:

•   En el caso de poder disponer de unos ahorros determinados durante 12 meses la clave será llevar el dinero a un depósito de un año, aunque el ciudadano debe saber que retirar el dinero antes de tiempo en este periodo tan corto puede conllevar penalizaciones.

• En el caso de poder disponer de ahorros a largo plazo, como mínimo entre cinco o diez años, es recomendable acudir a productos de mayores rentabilidades incluso asumiendo pérdidas en periodos concretos de tiempo dentro de ese plazo de cinco o diez años.

Para obtener rentabilidad al dinero fuera de la cuenta corriente, el ciudadano debe saber que para operar con una mayor tranquilidad y seguridad sería muy aconsejable no tener más de la cantidad permitida por el mismo banco, ya que el Fondo de Garantía de Depósitos solo cubre este tope en caso de quiebra de un banco y, de acumular más dinero, se perdería de forma irrecuperable. Por lo tanto, es importante que el cliente disponga de la información del tope de la cantidad que puede ser cubierta por el Fondo de Garantía.

Por último, aun cuando se puedan conseguir ahorros mediante transacciones, el ciudadano debe estar muy atento al momento económico que está viviendo su país para descubrir si está perdiendo dinero o no. La razón es que en momentos de inflación alta como el actual ese dinero que queda almacenado va perdiendo valor al servir para comprar menos bienes que en la fecha en la que se ahorró.

Image by Gerd Altmann from Pixabay

Professionals Consulting VD S.A Database Management Company en Caracas