Ferreira: propone anclar al Petro salarios de la administración pública

José Ángel Ferreira, Vicerector Administrativo de la Universidad de Carabobo, propone cuatro propuestas para mejorar la situación socioeconómica de todos los empleados universitarios y en general para la administración pública, hizo el vicerrector administrativo de la Universidad de Carabobo, José Ángel Ferreira, al manifestar su preocupación con respecto al depauperado proceso de remuneración de este sector.

Las propuestas incluyen la devolución del manejo de las nóminas a cada una de las universidades, retirándolas de la Plataforma Patria; la exoneración del Impuesto Sobre la Renta a este segmento laboral; que el ingreso de los empleados públicos se ancle al Petro; que se eleve a un equivalente a US $350 o en su defecto al costo de la cesta básica nacional.

También sugiere la incorporación de partidas presupuestarias directas para previsión social en salud y funerarias, por el orden de US $200 anuales al sector educativo del país.

Recordó Ferreira que, a partir de agosto de 2018, lamentablemente la universidad fue incorporada a las tablas de sueldos y salarios que tienen al salario mínimo como punto de referencia.

A su juicio, desde ese momento, comenzó un empobrecimiento dramático que se ha traducido en renuncias laborales y en millones de horas de formación académica que se han ido a través de la frontera.

“Todo ello como consecuencia de una diáspora de alto talento laboral y universitario, que no ha tenido más remedio que buscar otras opciones de vida o compartir nuevas alternativas, dejando de ser el alma mater su actividad principal”.

El docente señaló que en el último año el país ha dolarizado su economía de facto, sin planificación compensatoria, con la internacionalización del precio de los servicios, abandonando a la suerte a los trabajadores y en especial a los de la administración pública.

Subrayó que es el paquete más neoliberal que haya tenido Venezuela y probablemente Sudamérica en su historia, donde simplemente se sale de la hiperinflación mediante el genocidio salarial.

Aseguró que las cuatro medidas que se plantean, son un aporte para lograr esa planificación compensatoria que el Estado les debe a sus trabajadores.

Propuestas para mejorar salario de la Administración Pública y condiciones laborales del sector universitario

Al día de hoy, según señaló Ferreira, se impone revisar cuáles pueden ser las propuestas necesarias para compensar ese “indudable paquete neoliberal y asistir a las masas trabajadoras en esta deplorable situación”.  En tal sentido, realizó las siguientes propuestas factibles:

Como primera propuesta, expuso que se busque un equilibrio con el ingreso integral de la administración pública, que no sea afectado por los procesos inflacionarios.

Que el salario integral tenga como referencia el Petro para que mantenga su valor en el tiempo y así evitar su depreciación como ha venido ocurriendo. Que ese salario mínimo sea equivalente a 6,2 petros, es decir $350, en concordancia con la cesta básica, según el Cendas.

En segundo término, “propongo unirnos a la solicitud de la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela y por ende al sector universitario, para que se exonere a los trabajadores de la administración pública del pago del Impuesto Sobre La Renta; teniendo en cuenta que con lo que gana esta población no se justifica en lo absoluto”.

Sostuvo que ese pago que debe ser honrado antes del 31 de marzo, encuentra a los universitarios y a la administración pública en general, en su peor momento para cumplir con su rol como contribuyentes.

En tercer lugar, que se devuelva el pago de las nóminas al sector universitario y si es posible al sector público.

Considera que la plataforma Patria ha dañado la autoestima de los trabajadores universitarios y no ha sido lo eficiente que ofreció ser. Al contrario, entrega los recursos con retraso, con las consecuencias que ello significa y peor aún, no honra los aportes y retenciones tanto de los organismos internos de la universidad como de las obligaciones legales enmarcadas en el ordenamiento jurídico.

“Vamos para seis meses sin honrar estos aportes perjudicando la poca seguridad social y legal que existe”, aseguró la autoridad universitaria.

“Solicitamos, una partida presupuestaria para el sector universitario de $200 anuales por trabajador, muy modesta con respecto a años anteriores, que permita contratar una comedida póliza básica de salud para todo el sector universitario y de ser posible, para la Administración Pública”.

Expresó el académico que todas las anteriores son medidas compensatorias que no devuelven los estándares del pasado, pero sí enfrentan la pobreza extrema que se avecina por el impacto de estas “medidas neoliberales”, como las definió.

Ferreira propuso que el ingreso mínimo podría comenzar el segundo trimestre del año. Recordó que la Convención Colectiva Básica está en mora; que el Consejo Universitario de la Universidad de Carabobo planteo está propuesta en su oportunidad en forma unánime y que esa modesta cantidad mejoraría las condiciones de trabajo de quienes aún apuestan al país, con el compromiso de retribuir con trabajo inteligente y esfuerzo realizador.

“Elevamos nuestra plegaria porque Dios ilumine al Ejecutivo Nacional en este inicio de año 2022, y que pueda poner en marcha políticas públicas razonables que rescaten el capital intelectual y profesional del país, para entonces reactivar procesos de formación, producción y generación de conocimientos que, en definitiva, coadyuvarán al avance de Venezuela”.

Por Beatriz Rojas -6 de febrero de 2022

con nota de prensa

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: