SÃO PAULO, 29 de diciembre de 2015 – /PRNewswire/ — Brasil, ANÁLISIS – Según el G100, Núcleo de Estudios Internacional que en Brasil se compone de 100 miembros (accionistas, presidentes y directores ejecutivos), a los que se suman otros 20 (economistas jefe y especialistas financieros), cuando se analiza al mundo, se divide en cinco partes: China, Unión Europea / Zona del Euro, Estados Unidos, Argentina y resto del mundo. Los cuatro primeros son responsables del 60% de las exportaciones brasileñas. China está con un nuevo plan quinquenal cuya meta es crecer un 6,5% anual y, si esto se cumple, alcanzará lo que era el objetivo original de duplicar el PIB per cápita, en el que la demanda de exportaciones debe crecer un 7% anual. Europa tendrá un 2015 mejor que 2014 y un 2016 mejor que 2015, o sea, está retomando la senda del crecimiento. En Estados Unidos la gran novedad es el acuerdo transpacífico. Sólo esos países son responsables de un 25% del comercio internacional.  

Brasil, por su parte, se encuentra paralizado. Brasilia está paralizada. Si uno observa la política fiscal, no se habla de ajustes ni de reformas y la política de créditos es la enorme traba que se tiene al día de hoy. Brasil está experimentando una crisis de liquidez. En el último mes, por primera vez en muchos años el saldo del crédito cayó en valores nominales. Si observamos la política cambiaria brasileña, parece una broma. No se tiene una política industrial ni del lado de la oferta ni del lado de los empresarios. Continúa la visión mercantilista de la industria. Lo mismo sucede en el sector bancario, con las propias intermediaciones financieras.

¿Y qué tiene de bueno todo esto para Brasil? 

Si observamos la historia económica brasileña, siempre hay rupturas en momentos de crisis y, aunque en forma todavía muy tímida, en este momento todos están percibiendo la necesidad de cambios en la política cambiaria y crediticia, en el tema fiscal y de reformas. El día en que comencemos a movernos, nos daremos cuenta que el día anterior fue el fondo del pozo. Y a partir de ahí se comenzará a cambiar, a tener expectativas positivas gracias a una dinámica fiscal más saludable.

El problema es claro: ¿Cuántos podrán aguantar hasta que llegue ese momento de ruptura? ¡¡¡Que venga 2016!!!

Según la última encuesta realizada entre los miembros de Brasil, se estima lo siguiente: 
BRASIL 
PIB 2015: -3,52% | 2016: -2,53% | 2017: 0,34% 
Cambio (Dólar) 2015: R$ 3,90 | 2016: R$ 4,08 | 2017: R$ 4,16 
Tasa de interés (SELIC) 2015: 14,25% | 2016: 13,85% | 2017: 11,83% 
Inflación 2015: 10,31% | 2016: 7,26% | 2017: 5,74%

Rodrigo Romero 
Fundador / Presidente 
G100 Américas

Contacto para la prensa: 
MARKET 21
Juliana Mathias – juliana.mathias@market21.com.br – (11 99161-8883)

Logo – http://www2.prnewswire.com.br/imgs/pub/2015-10-02/original/2653.jpg

To view the original version on PR Newswire, visit:http://www.prnewswire.com/news-releases/g100-brasil–rce-reunion-de-consenso-economico-del-g100-300197147.html

FUENTE G100 Brasil