Hábitos del consumidor tras la pandemia

El cambio más propenso a quedarse una vez haya sido finiquitada de manera definitiva la crisis del coronavirus es el aumento de las compras a través de los canales digitales (39%).

Uno de los hábitos de compra que más ha crecido en el transcurso de los últimos meses ha sido el omnipresente e-commerce. De hecho, en los últimos seis meses el 78% de los consumidores ha terminando decantándose por el comercio electrónico para acometer la adquisición de productos específicos, de acuerdo con un reciente estudio de Cheetah Digital.

Está claro que los hábitos de consumo han protagonizado un auténtico lavado de cara en tiempos de pandemia, pero algunos de ellos seguirán siendo los inseparables compañeros de fatigas del consumidor en la era poscovid.

El cambio con mayor afinidad para quedarse una vez haya sido finiquitada de manera definitiva la crisis del coronavirus es el aumento de la compras a través de los canales digitales (39%).

El 39% de los consumidores ha desarrollo asimismo una mayor preocupación por el impacto medioambiental de las marcas que consume y esa preocupación sobrevivirá también probablemente a la pandemia.

Otro cambio que tiene visos de quedarse una vez superada la pandemia es la concienciación acerca de las fuentes utilizadas por las marcas para alumbrar sus productos y servicios (38%).

Algo más difícil lo tendrá para echar anclas en la era poscovid hábitos como la mayor preocupación por los valores de las marcas (27%), los vínculos políticos de las empresas (25%) y la costumbre de poner los cuernos a las compañías (17%).

El coronavirus ha dado la vuelta como un calcetín a los hábitos de compra del consumidor

Por otra parte, azuzados por el COVID-19, los consumidores han comprado online mucho más durante los últimos seis meses y lo han hecho además más allá de Amazon. El 64% de los consumidores confiesa que ha comprado online en tiendas en las que no había posado antes la mirada o no había considerado jamás la compra.

Aunque el consumidor parece seguir prefiriendo los dispositivos desktop a la hora de comprar online, el 64% confiesa que ha desarrollado una mayor familiaridad a la hora de comprar en el móvil en los últimos meses.

Es además más que evidente que el consumidor ha ganado en conciencia en el transcurso de los últimos seis meses. No en vano, el 58% reconoce haber rechazado a alguna marca por culpa de su política medioambiental y sus filiaciones políticas, mientras el 27% da ahora mucha más prioridad a los valores corporativos de las marcas.

La creciente conciencia del consumidor afecta también a la opinión que le merece la que es quizás la red social más controvertida: Facebook. El 74% de los consumidores confiesa que le preocupa la polarización política al alza en Facebook y el 71% está además al tanto del boicot emprendido por algunas marcas contra esta red social. Y no solo eso. El 63% de los consumidores va más allá y prefiere comprar marcas que no se anuncian en Facebook.

Aquellas marcas que toman buena nota de los cambios operados durante los últimos meses en los hábitos de compra del consumidor parecen, por otra parte, tener muchísimo que ganar, puesto que la fidelidad del consumidor se incrementa de manera más que notable cuando compra productos y servicios a empresas que le aportan seguridad y que se comprometen a ser responsables con sus datos.

Espolean asimismo la lealtad del consumidor los productos y los servicios de calidad, los programas de recompensas, un servicio óptimo de atención al cliente y la conveniencia de uso.

Con información de MarketingDirecto.com, 04/05/2021

Imagen de Bruno /Germany en Pixabay

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: