Internet, ¿Es Segura?

Hace 20 años, la tecnología de cualquier oficina, negocio o empresa, la componía el fax, el teléfono y la computadora, las comunicaciones se efectuaban vía teléfono, los documentos eran revisados en papel, inclusive utilizando el fax, la confirmación de cualquier entrega o la solicitud de un estado de cuenta al banco o efectuar una transacción bancaria en el mejor de los casos se definía vía telefónica, o en su defecto era necesario trasladarse personalmente, todo esto significaba tiempo y dinero. Desde la década de 1980, Internet ha traído uno de los cambios más importantes en la humanidad, en pocos años ha impactado en la comunicación de las personas y gran parte de las actividades diarias se realizan desde la computadora, en línea, en tiempo real y con unos pocos clicks, se puede decir en general un cambio muy positivo. Pero no todo es color de rosa, por otro lado se generan problemas como lo es la seguridad de información, bien sea información personal, virus, datos personales, claves y contraseñas, licencias, propiedad intelectual y transacciones bancarias. Otro inconveniente ha sido la baja penetración que ha tenido en la población, igualmente la problemática que constituye para los menores de edad el fácil acceso a páginas con orientación para adultos, y por la parte de los correos electrónicos existe la creciente problemática del Spam o correo basura.

Como referencia, un estudio de la Cámara Venezolana de Comercio Electrónico (Cavecom-e) y de Tendencias Digitales, estimó que para el año 2004 el número de usuarios de internet en Venezuela llegó a 1.780.000 personas, representando sólo un 6,8% de la población, siendo principalmente jóvenes menores de 34 años, este mismo estudio reveló que un 47% de la población venezolana no está interesada en usar Internet, cifra que se ha visto reducida en comparación con el año 2003 donde la cifra era 50,4% y entre los usos más comunes se cuentan las comunicaciones (chat, mensajería instantánea, correo electrónico) y la búsqueda de información.

En un estudio de medios de publicidad llevado a cabo por Deproimca en Agosto de 2004, se estima que del total de personas que utilizan o han utilizado internet, un 37,9% se conecta desde el hogar o la oficina, un 5,5% se conecta desde el lugar de estudio y la mayoría que conforma un 56,6% se conecta desde un centro de comunicaciones o cyber café.

Esta problemática no es exclusiva de Venezuela, en el Barómetro de Consumo 2004 realizado en España, donde se evalúa “Internet como medio de compra y de pago” y “los niños y la Red” entre otros aspectos, arroja como resultados que el 45% de los españoles mayores de 14 años no dispone de un computador en casa, ni en el lugar de trabajo o estudios. Al referirse a Internet como medio de compra y pago, el estudio registra para el período 2001 – 2004, un crecimiento en la percepción de seguridad al pasar de 3,75 puntos a 4,44 puntos sobre diez puntos, mientras que la garantía de los derechos del consumidor, según los usuarios, ha pasado de 3,71 a 4,21 puntos. “Internet sigue siendo considerado por los españoles como un medio inseguro para comprar productos o contratar servicios y para pagar por ellos”. Con relación a los niños, este estudio indica que lo peor de Internet es la información inadecuada, siendo el principal riesgo en un 33% y el riesgo de “adicción” a Internet, expresado por más del 25%, “la pérdida de oportunidades de conocer otras cosas” (13%) y por último la pérdida excesiva de tiempo (9%)
Como se expresó en un principio Internet ha traído grandes beneficios en la forma de hacer negocios y en el estilo de vida de las personas, pero también puede ser nocivo y perjudicial, si se quiere, es como salir a la calle y caminar por la ciudad, tiene parajes muy provechosos para la comunidad, pero también pueden existir personas pidiendo, extraviados buscando una dirección y hasta personas con malas intenciones, pasando inclusive por estafadores expertos y estafas millonarias. Todo esto en una misma ciudad, pero hoy día nadie se detiene a recibir una torta de un desconocido, y como respaldo el estado ha desarrollado leyes que indican cuales son los valores y la moral de la sociedad. Lo mismo se aplica a Internet, y si bien es cierto que la penetración de Internet ha sido baja, es cuestión de tiempo para que la mayoría de las personas vean y utilicen Internet con la misma confianza y comodidad con la que utilizan el teléfono. Para lograr este estado deseado, el primer paso a dar a nivel personal es adquirir conocimiento acerca de que se puede hacer en Internet y cual es la forma de hacerlo, y así como un niño aprende a no hablar con extraños, para poder navegar por la red de redes y salir a salvo es aconsejable aprender qué correos electrónicos abrir, dónde hacer click y qué páginas web abrir y cuales no, estando atentos a los indicios que caracterizan un correo o una página fraudulenta.

Por su parte, es necesario que el gobierno aborde rápidamente el estudio y la elaboración de leyes y normas que regulen y garanticen los derechos del consumidor y del usuario de Internet, y recalcar la importancia que tiene la investigación y el desarrollo de tecnologías de información, que permitan a los usuarios efectuar compras y transacciones bancarias, siempre desde la comodidad de la oficina, el hogar o incluso cualquier cyber café, y contando en cada momento con la seguridad de una oficina bancaria.

A %d blogueros les gusta esto: