Internet y el entorno competitivo – Parte II

En la era actual, no darle la importancia que tiene el uso de la tecnología en las actividades de negocios, permitiendo hacer más con menos recursos, puede significar la diferencia entre repuntar entre los principales competidores y quedar entre los últimos lugares.

Sin embargo, esto no se aplica exclusivamente a factores internos de la empresa, como la cadena de valor, punto expuesto en la primera parte de este articulo. Adicionalmente, Internet influye en el entorno competitivo de la empresa, influye en factores externos y hay que entender como se ven afectados y establecer estrategias para minimizar los riesgos y aprovechar la tecnología disponible.

Se podría decir que es como navegar con el viento, no importa en que dirección sople, un capitán sabe como posicionar las velas aprovechando la fuerza del viento para llegar a su destino final.

Internet y la rivalidad competitiva.
En el mercado tradicional o físico, una tienda por departamentos ubicada en Maracay, Edo. Aragua, no es competencia directa con otra ubicada en San Cristóbal, Edo. Táchira, a 700 kilómetros de distancia, el uso de Internet como parte de la estrategia de distribución, supera las protección natural de las distancias geográficas, y de un momento para otro las empresas encuentran competidores virtuales donde su ubicación geográfica es desconocida o no tiene relevancia.

A la hora de estudiar la competencia, no es suficiente estudiar a los competidores locales. En el entorno actual, las empresas venezolanas compiten directamente con empresas norteamericanas, europeas y asiáticas que tienen presencia en la web y son accesibles a consumidores y clientes locales, y pueden colocar sus productos en territorio nacional, intensificando la rivalidad entre competidores y superando las barreras naturales que tradicionalmente han protegido a los comerciantes locales.

Internet y el poder de negociación de los compradores.
Hace 20 años un consumidor entraba a una tienda a comprar una cámara fotográfica y el vendedor le prestaba atención y asesoría, le podía recomendar modelos de cámaras y, dependiendo de la habilidad del vendedor, terminaba convenciendo al consumidor de adquirir una marca y un modelo determinado.

Hoy día, el mismo consumidor entra a la tienda y la situación es otra, se encuentra informado, conoce las características del producto, sabe lo que quiere, conoce el precio del mercado, los precios máximos y mínimos y el precio promedio, en ocasiones el comprador puede llegar a asesorar al vendedor. Todo esto gracias al uso de Internet, ahora es más fácil para el comprador y el consumidor buscar los precios más bajos y las características del producto que mejor cubran sus necesidades, todo esto incrementa la competencia entre empresas y productos rivales, e inclina el poder en la decisión de compra hacia los compradores.

Internet y las barreras de ingreso.
Para las nuevas empresas es fácil incursionar en el mercado a través de herramientas basadas en la web. El comercio electrónico, las tiendas virtuales en línea, las cuentas de correo electrónico, el acceso a una conexión de Internet, el software en línea y demás herramientas y estrategias básicas, están al alcance de nuevas y antiguas compañías que deseen expandir su poder de mercado utilizando Internet para tomar impulso, y en muchos casos estos servicios se pueden adquirir a proveedores de tecnología o subcontratar por medio de la figura del outsourcing.

En términos generales las barreras de ingreso al comercio electrónico han sido bajas, mas sin embargo, la barrera de ingreso de mayor importancia la constituye la inversión en tiempo y dinero que se requiere para posicionar una tienda virtual o un nuevo portal en la web. Cuesta una inversión considerable en recursos, el poder atraer a los ínter nautas a un nuevo portal, y no sólo eso, hacer que estén dispuestos a volver a visitarlo y ser usuarios concurrentes del mismo, para finalmente concretar sus visitas en compras efectivas.

Internet y el poder de negociación entre proveedores y empresas.
La tecnología ha facilitado la búsqueda de proveedores para las empresas en general. No sólo amplían su mercado y obtienen un mayor acercamiento con los clientes, adicionalmente, pueden traspasar las limitaciones físicas y buscar proveedores de servicios, insumos y suministros y buscar la mejor alternativa en un abanico de opciones.

Otro beneficio redunda en la posibilidad de establecer alianzas estratégicas con algún proveedor en particular y de esta manera obtener mayor eficiencia en el suministro de recursos, la programación de inventario u optimizar la logística de suministros, estas alianzas buscan reducir costos de operación tanto para la empresa como para el proveedor.

Ahora los compradores están en mejor posición ante los proveedores, una empresa que requiera de un repuesto en particular y con alta prioridad y urgencia, bien puede documentarse con respecto al precio del mercado y de esta manera evitar pagar los costos excesivos producto de la misma urgencia de compra.

En términos generales Internet genera y ha generado cambios considerables en las fuerzas competitivas del mercado, creando una mayor rivalidad entre competidores, disminuyendo las barreras de entrada, incrementando la competencia, y abriendo espacios para las alianzas estratégicas.

¿Qué hacer? En términos generales, se requiere una labor constante de actualización y no quedarse atrás en las perspectivas tecnológicas presentes y futuras, Internet permite con mayor facilidad que antes que una empresa cualquiera, fuera de las fronteras de Venezuela, entre a competir con productos colocados a una cuadra de distancia, esto sin previo aviso y con un servicio de categoría mundial.

Hoy día, un gerente medio o alto ejecutivo, tiene que estar al tanto de la vanguardia tecnológica en general, no sólo de Internet, sino de las herramientas tecnológicas disponibles, esto permite generar un mayor impacto con recursos mejor aprovechados.

En la Fórmula 1, el uso de la tecnología, la concepción de la estrategia, y el trabajo de todo el equipo de ingenieros mecánicos, electricistas, computación y sistemas y el personal de apoyo en los pits y en la pista, es lo que respalda la actuación de Michael Schumacher o de Pablo Montoya.

Haciendo una analogía con las empresas, la actuación de un presidente o del gerente general para dirigir una empresa exitosa debe estar respaldada con el buen uso de la tecnología, la concepción de la estrategia y contar con un equipo de trabajo igual o superior al equipo en la Fórmula 1.

A %d blogueros les gusta esto: