La industria de la investigación de mercados mundial enfrenta un panorama complejo

El sector presenta un panorama cada vez más complejo y cambiante, con nuevos actores y en constante evolución. La inclusión en el estudio del volumen de negocio de empresas tecnológicas y consultoras modifica la fotografía del sector.

Sin que nada pudiera prever las drásticas consecuencias de este año que estamos viviendo fruto del COVID-19, según el estudio llevado a cabo por ESOMAR a nivel mundial (Global Market Research Report), el sector de la investigación de mercados cerró 2019 con un crecimiento del 5,9% en datos absolutos y del 3,9% una vez ajustados a la inflación.

Para España, 2019 presenta unas cifras más ajustadas, con un crecimiento del 1,3% en datos absolutos y un 0,6% descontada la inflación. El aumento del 3% en metodologías online es el factor principal de este incremento.

El objetivo de este estudio mundial es que cada vez sea un reflejo más certero del sector que –como casi todos- se encuentra en profunda transformación. Con el ánimo de presentar un estudio de la industria completo, ESOMAR y cada uno de los países contribuyentes a dicho estudio, está realizando un gran esfuerzo por incluir y cuantificar los datos provenientes de empresas tecnológicas, consultoras y otras empresas más allá de las establecidas. Por ello, la comparativa con años anteriores se va haciendo cada vez más compleja y hay que ser cautos a la hora de establecer tasas de crecimiento relativas.

Para dar una idea de las magnitudes de las que estamos hablando, si contemplamos solamente los datos de empresas establecidas (las que habitualmente proporcionaba ESOMAR), la cifra de negocios de la investigación de mercados rondaría los $42.500 millones. Incluyendo todas las áreas de la investigación de mercados, se estima que el total del sector alcanza los $90.000 millones.

Destacamos dos cambios en la metodología aplicada:
– Por una parte, la inclusión y estimación del volumen de negocio de las denominadas empresas tecnológicas, confirma que el sector de la investigación de mercados está creciendo sobre todo por la evolución de este tipo de empresas, que ya constituyen el 52,7% del volumen total de negocio y con un ritmo de crecimiento del 11,5%.

– Por otra parte, y a la hora de analizar el volumen de negocio por método de investigación, se ha intentado incluir y estimar el volumen generado por empresas tipo consultoría, cuyo trabajo está más directamente relacionado con el procesamiento e interpretación de datos y con la creación de informes que con la recogida de datos. Por ello, además del tradicional desglose entre investigación cuantitativa y cualitativa, se ha incorporado la categoría de Reporting, con una cuota del 21% del total del volumen de negocio.

Más allá de estos 2 cambios metodológicos relevantes, destacamos otras conclusiones del Global Market Research Report de ESOMAR:

 El impulso del sector a nivel mundial ha venido sin duda alguna de EEUU, que ha hecho un gran esfuerzo por incluir en sus datos a toda la industria. Por ello y por la pujanza de sus empresas tecnológicas que han presentado óptimos resultados, EEUU crece un 8,2% (6,3% teniendo en cuenta la inflación), lo cual le sitúa en una cuota de mercado del 54% y un crecimiento de 9 puntos de cuota.

– La gran perjudicada resulta Europa, que con un 26% de cuota de mercado presenta una posición comparativa más débil. A pesar de esta pérdida de cuota, las cifras por país son relativamente estables. UK consigue lidiar bastante bien con el Brexit (crece 1,1% bruto; 0,8% neto), Francia crece 3% bruto (1,7% neto) y España 1,3% (bruto; 0,6% neto). Ucrania crece de forma espectacular (30,4% bruto; 20,8% neto) por las encuestas demoscópicas con motivo de las elecciones y Suecia también presenta un crecimiento acusado (16,4% bruto; 14,4% neto) por su incremento de empresas fundamentadas en tecnología.

– Asia sigue creciendo (2,7% después de la inflación) por la fuerza de China (4%), Japón (4,4%) y Corea del Sur (4,1%).

– Con inflaciones elevadas e irregulares, América Latina presenta un crecimiento neto negativo, de -3,3%. Como ejemplo, la inflación en Argentina fue del 53,6% por lo que el volumen de negocios (positivo en cifras brutas) se ve reducido a cifras negativas al aplicar la inflación.

2020: un año convulso

A principios de año, las expectativas para este 2020 y dada la evolución de 2019, se situaban en torno a un crecimiento del 3,9%. El COVID ha echado por tierra todas estas previsiones. ESOMAR ha recogido las impresiones de más de 60 países y se prevé un descenso en torno al -25,3%.

Por regiones, el impacto no se pronostica igual. América (tanto norte como sur) sería el área más afectada, y en volumen, evidentemente Norteamérica se lleva la peor parte.

Las previsiones españolas se sitúan en un descenso del -20%.

La clave estará en el cuándo de la recuperación.

Nota de Prensa

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: