La nueva Surface de Microsot: ¿es una tableta o una portátil?

Ian Sherr y Shara Tibken – La primera computadora de marca propia desarrollada por Microsoft Corp. ha creado confusas líneas de batalla en el sector tecnológico, al transformar a viejos aliados en rivales y poner de manifiesto una división filosófica respecto al propósito y futuro de los dispositivos tipo tableta.

La nueva tableta Surface, que Microsoft presentó el lunes, tiene un diseño inusual con un teclado incorporado que la convierte en un destacado rival tanto para el iPad de Apple Inc. como para las computadoras portátiles convencionales. El anuncio de Microsoft modifica su tradicional rol como un proveedor de software para los fabricantes de computadoras. En un contexto más amplio, no obstante, pone de relieve un debate con Apple sobre lo que debería ser una tableta: una nueva categoría de aparatos de consumo o una PC tradicional en un paquete más delgado y portátil.

Steve Ballmer, presidente ejecutivo de Microsoft, argumentó el lunes que los usuarios de tabletas desean poder emplear sus dispositivos tanto para actividades pasivas como ver películas, como para crear hojas de cálculo u otras tareas de oficina. Para responder a estas metas, la Surface incluye una cubierta para pantalla que funciona también como un teclado.

«Quieren estar en sus sofás, quieren estar en sus escritorios y quieren llevarla consigo», dijo Ballmer. «La gente desea hacer todas estas cosas sin socavar la productividad por las que son conocidas las PC».

Su empresa, y otras como Intel Corp., pronostican que las diferencias entre las tabletas y las laptops desaparecerán gradualmente a medida que las computadoras portátiles añadan capacidades táctiles y surjan más diseños convertibles con teclados.

Apple, en cambio, ha sostenido en repetidas ocasiones que las tabletas son dispositivos completamente diferentes a las PC portátiles. «Si uno fuerza su fusión, creo que la PC no es tan buena como puede ser y la tableta no es tan buena como puede ser», señaló Tim Cook, presidente ejecutivo de Apple, el mes pasado en la conferencia D: All Things Digital.

La empresa con sede en Cupertino, California, puede hablar con algo de autoridad en el tema, dado su extraordinario éxito en crear un mercado con el iPad en 2010.

Apple espera representar casi dos tercios de las 107,4 millones de tabletas que la firma de investigación IDC proyecta que serán despachadas este año, mientras que los aparatos que funcionan con el sistema operativo Android, de Google Inc., obtendrían una cuota de mercado de 36,5%.

El precio que fije Microsoft a la Surface podría ser un factor clave en la popularización de la tableta, en particular en relación con el iPad, que en Estados Unidos empieza en US$499.
La Surface viene en dos versiones. Una utiliza el sistema operativo Windows 8 y procesadores de su viejo socio Intel; la segunda, una versión menos potente, tiene una variante llamada Windows RT y chips de Nvidia Corp., basados en la tecnología de ARM Holdings PLC usada en la mayoría de los aparatos móviles.

Cambio de dinámica

Microsoft indicó que el modelo con Windows RT debería salir a la venta primero y su precio estaría en línea con otras tabletas basadas en ARM, mientras que la versión con Windows 8 tendría un valor más cercano a los de las laptops delgadas conocidas como Ultrabooks, que suelen costar US$900 o más.

«Con Surface, la dinámica entre Microsoft y sus clientes cambia, para siempre», escribió Patrick Moorhead, analista de mercado de Moor Insights & Strategy, en un informe.

De hecho, algunos socios de hardware de Microsoft se mostraron disgustados por el anuncio, ya que la Surface podría competir con sus productos, indican personas al tanto. El proyecto de desarrollo se mantuvo en secreto, incluso entre algunos gerentes de Microsoft. Algunos ejecutivos de fabricantes de chips y sistemas no fueron informados sobre la tableta hasta unos días antes de su presentación, según fuentes cercanas.

Las empresas de hardware Hewlett−Packard Co., HTC Corp. y Acer Inc. no quisieron comentar sobre su relación con Microsoft.

Lenovo Group Ltd. y Dell Inc. señalaron que mantienen su compromiso de lanzar una línea de computadoras tipo tableta que operan con Windows. Un portavoz de Lenovo afirmó que la compañía se encuentra «en una posición muy fuerte para competir y ganar en el mercado de tabletas, contra todos».

Una vocera de Microsoft declinó comentar al respecto, pero el lunes sus ejecutivos buscaron restarle importancia a las tensiones con sus aliados de hardware.

«Creemos en la fortaleza de ese ecosistema, de compañías de software y hardware que trabajan juntas para proporcionar una selección y opciones», dijo Ballmer.

Fuente: http://www.entornointeligente.com/articulo/1279978/VENEZUELA-La-nueva-Surface-de-Microsot-es-una-tableta-o-una-portatil-19062012

A %d blogueros les gusta esto: