Las lentes de contacto inteligentes de Google

En otro de sus intentos por abarcarlo todo, Google está desarrollando lentes de contacto inteligentes que miden los niveles de glucosa en las lágrimas de los diabéticos. Si tiene éxito, el nuevo emprendimiento de Google podría ayudar a eliminar una de las rutinas diarias más dolorosas y molestas para los diabéticos.

Las personas con diabetes tienen dificultad para controlar el nivel de azúcar en su torrente sanguíneo, por lo que deben controlar sus niveles de glucosa diariamente a través de pequeñas tomas de sangre, que no por pequeñas resultan indoloras y tediosas. Este proceso se debe realizar periódicamente y de él depende mucho de lo que podrán consumir y hacer durante el día los pacientes de esta patología. En torno a ello se han creado varios modelos de controladores de niveles de glucosa, que ofrecen mediciones electrónicas automáticas. Esto no implica que los pacientes puedan dejar de “apuñalarse” a sí mismos, así que Google decidió crear un dispositivo indoloro y mucho más  al día con la tecnología disponible. Las lentes de contacto inteligentes de Google podrían, potencialmente, hacer del monitoreo del azúcar en sangre una tarea mucho menos invasiva.

El proyecto de lentes de contacto inteligentes de Google está en desarrollo y pretende solucionar lo que millones de personas deben sufrir cada día. Las lentes de contactos prototípicas están equipadas con diminutos chips inalámbricos y sensores de glucosa, intercalados entre dos lentes. Son capaces de medir los niveles de azúcar en la sangre una vez por segundo tomando información de las lágrimas y Google está trabajando en poner luces LED dentro de las lentes para que destellen cuando los niveles sean demasiado bajos o altos. La electrónica en la lente son tan pequeñas que parecen ser manchas de brillo, según indica Google. Por otra parte, la antena inalámbrica es más delgada que un cabello humano.

 

 

 

 

 

Lentes de Contacto de Google

 En alguna mesa de trabajo del sofisticado Google X labs, todavía están en fase de pruebas y no están cerca de su lanzamiento al mercado, pero Google ya ha puesto en proceso los estudios de investigación clínica que deberán ser aprobados por la Food and Drug Administration de EE.UU. La diabetes es un problema crónico, que afecta a aproximadamente una de cada 19 personas en todo el mundo y a una de cada 12 en los Estados Unidos, por lo que Google y su programa para solucionar grandes problemas quieren hacer foco en la población de este país en primera instancia.

 Fuente:Google

A %d blogueros les gusta esto: