Leopoldo López y las primarias

Seguramente será el centro de ataques de algunos sectores opositores, que se aparecerán con argumentos absurdos, para oponerse a las primarias. Quieren una Venezuela sin Chávez, pero quieren asegurarse que sea bajo el control de las cúpulas de sus partidos.

La oposición no puede seguir autodefiniéndose como democrática y al mismo tiempo mantener prácticas autoritarias. La condición democrática se demuestra con los hechos. De democracia hablan también, Chávez y Fidel Castro.

El demócrata confía en la sabiduría de los ciudadanos y entiende que en ellos reside fundamentalmente la autoridad Y que es preferible una mala decisión democrática, que una buena decisión tomada autoritariamente, porque crea un mal precedente, que tendría terribles consecuencias para el futuro.

Necesitamos un liderazgo político comprometido con el país, con los ciudadanos y con los valores democráticos. En la Venezuela del futuro deben desaparecer los parlamentarios levantamano, cuya actuaciones y decisiones obedezcan a la línea, al mandato de una cúpula dirigente o de un caudillo. Debemos imitar las naciones exitosas, donde existe una real división de poderes, donde es posible votar contra una propuesta presidencial, aunque este sea el líder fundamental de nuestro propio partido, sin temor a represalias.

Los partidos son el sostén principal de una democracia, y las perversiones autoritarias y antidemocráticas se reflejan fatalmente en la sociedad que dirigen, por ello es necesario garantizar su conducta democrática y plural, en el seno de los mismos. Haciendo, entre otras cosas, desaparecer los tribunales disciplinarios, sustituyéndolos por instancias de justicia interna, que velen por los derechos de la militancia.

Los partidos políticos están obligados a copiar, en lo interno, el tipo de sociedad que aspiran construir. El sueño se debe empezar a edificar ahora, ¡desde ya¡

Esta propuesta de Leopoldo López muy probablemente lo convertirá en el centro de los ataques, de los viejos y nuevos dinosaurios, de la política venezolana.

Quieren que las cosas cambien, para que todo continúe igual.

Los que desean una Venezuela con una democracia de avanzada deben cerrar filas, en ese punto, en torno a la propuesta de Leopoldo López.

Las primarias permitirán que los líderes, mejor dotados y ubicados en el corazón de los ciudadanos, sean reconocidos por todos, y sean los que ocupen el lugar protagónico en las luchas venideras. Con las mismas fórmulas no tendremos nunca nada mejor.

Una Venezuela verdaderamente democrática, próspera y rica, es posible.

Dirección-E: [email protected]
Blog:  www.libertadosocialismo.blogspot.com

A %d blogueros les gusta esto: