Los bienes de consumo de alta rotación, «FCMG»

bienes de consumo

Las siglas FMCG hacen referencia a la expresión en inglés «Fast Moving Consumer Goods», es decir, a los bienes de consumo de alta rotación, o lo que es lo mismo, a los productos que tienen una vida útil corta.

Esta escasa durabilidad viene dada bien por la alta demanda de los consumidores, o bien porque la propia naturaleza del producto implica un deterioro rápido.

El consumidor no debe de confundir los bienes de consumo de alta rotación con el concepto de obsolescencia programada; Nestlé, Unilever y P&G son algunos de los productores de estos artículos y tienen que tener una alta infraestructura para que puedan llegar a los consumidores sin perder su valor.

Todos los productos que se deterioran en un corto periodo de tiempo, como puedan ser aquellos productos frescos procedentes del sector hortofrutícola, lácteo o ganadero entre otros, constituyen ejemplos de bienes de consumo FMCG, pero también lo son todos aquellos que se producen de manera masiva y en un corto período de tiempo con el objetivo de ser comercializados en una época o campaña determinada, como son los helados veraniegos, o los dulces navideños entre otros tantos ejemplos.

Estos productos penden de un pilar que constituye su espina dorsal, la cadena de suministro. El siglo XXI impone unas nuevas formas de consumo, de producción y de distribución; La cadena de suministro constituye la estructura esencial cuyo buen funcionamiento garantiza unos resultados óptimos tanto para la empresa productora y distribuidora como para la demanda, es decir, el consumidor.

El estricto cumplimiento de los tiempos de almacenaje y entrega, la correcta refrigeración y embalaje de los productos transportados, así como un adecuado sistema de gestión de inventario logran que los productos de consumo de alta rotación lleguen sin problemas a los puntos de distribución.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: