Los errores más comunes que atentan contra el crecimiento de las pymes

A pesar de la importancia de las pymes, llevar el día a día de una no es fácil, y la mayoría de los emprendedores luchan por convertir sus sueños de éxito en realidad. Solo la mitad sobrevive hasta su quinto cumpleaños, y solo un tercio sigue vivo después de diez años.

Con vidas tan cortas, ¿Cómo evitar que el negocio se convierta en fracaso?

No existe una formula infalible que permita garantizar el éxito, incluso en el mejor entorno empresarial. Hay un elemento de suerte involucrado, por supuesto, pero también hay algunos errores que pueden aumentar las probabilidades de fracaso. Es en referencia a las implicaciones de los errores que trata el interés de este articulo-

No crear un plan de negocios bien pensado puede complicar la idea inicial

La mayoría de los propietarios de pequeñas empresas son personas con ideas, que identificaron una necesidad en el mercado y decidieron satisfacerla. Sin embargo, una idea no es lo mismo que un proceso, y administrar y hacer crecer un negocio es un proceso muy complicado. Si no hay un plan establecido desde el principio, es mucho más difícil tener éxito.

Un plan de negocios es una lista de hitos a cumplir y los pasos concretos que se tomarán para alcanzarlos. Crear un plan de negocios no se trata solo de mantenerse organizado. Se necesitará uno si el objetivo es solicitar un préstamo para una pequeña empresa o encontrar inversionistas.

Los planes de negocios tampoco son estáticos. Es una guía y puede cambiarse con el tiempo. Si se realiza algún cambio, hay que asegurarse de que se esté bien considerado con el objetivo final siempre en primer plano.

Contratar a las personas equivocadas

A medida que hagas crecer tu negocio, eventualmente necesitarás contratar a algunos empleados. Si bien puede ser fácil elegir las primeras aplicaciones que se te presenten, es importante buscar personas a las que puedas ver sirviendo en roles de administración o supervisor en el futuro.

Una vez que tu empresa tenga algunos empleados clave, podrás comenzar a buscar personas con habilidades más especializadas y continuar con el crecimiento de tu equipo.

Previsiones financieras poco realistas

Cuando trabajes en tus planes financieros, intenta crear pronósticos realistas para tus circunstancias financieras futuras. Estas previsiones deben ser conservadoras y suponer un nivel mínimo de crecimiento. Si cuentas con niveles de crecimiento poco realistas, tus gastos pueden exceder tus ingresos y podrías endeudarte.

A veces, es necesario y beneficioso obtener un préstamo comercial a corto plazo. Sin embargo, debes recordar que cada préstamo debe pagarse con intereses, un costo adicional que nunca recuperarás. Si solicitas un préstamo, considera liquidarlo lo más rápido posible para evitar pagar más intereses de los que debes.

Definición incorrecta del público objetivo

Si eres propietario de una pequeña empresa, probablemente seas una persona orientada a las soluciones y tengas un profundo conocimiento en tu área de especialización. Si bien este conocimiento ayuda en muchos aspectos del funcionamiento de tu negocio, también puede hacer que sea más fácil perder de vista lo que quiere el cliente promedio.

Debes comprender tu base de clientes para atenderlos adecuadamente y ganar negocios. Sin tener en cuenta a tu público objetivo, podrías correr el riesgo de lanzar un producto para un público que en realidad no quiere o necesita ese producto.

Tratar de hacer todo por ti mismo

A medida que tu negocio crezca, no podrás hacerlo todo tu mismo. Deberás contratar empleados y delegar tareas en algún momento, especialmente si tu negocio está creciendo rápidamente.

Acá es donde tener un equipo sólido detrás de ti es más importante. Poner todas las responsabilidades sobre tu mismo, solo ralentizará las cosas y hará que sea más difícil cumplir con tus tareas.

Descuidar las opiniones de tus clientes es peligroso

Tus clientes son la parte más importante de tu éxito. Son más importantes que tu producto, visión o ética de trabajo. No importa qué tan bueno creas que es tu producto o servicio: si tus clientes no están contentos, no tendrás éxito.

Tomate el tiempo para escuchar y responder a tus clientes, incluso cuando no sea fácil tratar con ellos. Podrás aprender algo valioso, incluso de los clientes más desafiantes, y utilizar sus comentarios para ajustar con precisión tu operación para que se adapte mejor a sus necesidades.

Tratar de expandirte demasiado rápido puede no ser conveniente

Hacer tu primera venta o conseguir tu primer cliente puede ser increíblemente gratificante, y parece que tu sueño finalmente se hará realidad. No tiene nada de malo emocionarse, pero trata de moderar tus expectativas.

Las estrategias que han funcionado hasta ahora podrían no funcionar en el futuro. La economía podría entrar en una recesión que haga que tu base de clientes se reduzca, o podrías perder el acceso a un proveedor que te permita vender productos a precios competitivos.

En cualquier caso, una rápida expansión comercial podría dejarte con restricciones financieras si algo sale mal. El crecimiento lento y constante puede ser frustrante, pero es el mejor camino hacia el éxito.

Construir un negocio es un trabajo arduo y el éxito nunca está garantizado, pero puede aumentar tu probabilidad de éxito el evitar errores comerciales comunes. El escuchar a tus clientes, contratar a las personas adecuadas y centrarte en un crecimiento lento y constante, podría configurar tu negocio para el éxito desde el primer día.

Con información de Joe Camberato  en articulo para https://www.forbesargentina.com2022

mano apuntando a una grafica
Professionals Consulting VD S.A Database Management Company en Caracas